La ONU alaba a Irán por la acogida de refugiados

Por Ali NOORANI y Eric RANDOLPH
1 / 3
El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Irán, Sivanka Dhanapala, en una entrevista con la AFP en Teherán, el 8 de marzo de 2017

Irán es uno de los países más generosos con la acogida de los refugiados, en particular con los afganos, afirma la ONU en un momento en el que los iraníes no son bienvenidos en Estados Unidos.

El Gobierno iraní ha sido "ejemplar acogiendo a los refugiados (afganos) y dejando las fronteras abiertas", señala Sivanka Dhanapala, que dirige en Teherán la oficina de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

"No se habla de ello lo suficiente", agregó.

Irán acoge legalmente desde hace casi 40 años a un millón de afganos. Las organizaciones no gubernamentales calculan que dos millones viven clandestinamente en el país.

Es la cuarta población de refugiados en el mundo, según la ONU.

Era la segunda hasta el estallido de la guerra en Siria en 2011, que generó el éxodo de millones de refugiados, sobre todo a Turquía y Líbano.

Varias ONG extranjeras en Teherán consideran irónico que Irán forme parte de los seis países con población mayoritariamente musulmana afectados por el decreto antinmigración del presidente estadounidense, Donald Trump, cuando sigue acogiendo a afganos víctimas de un conflicto provocado, en parte, por Estados Unidos.

- Niños escolarizados -

Dhanapala destaca un decreto de 2015 del guía supremo iraní, Ali Jamenei, que impone escolarizar a todos los niños afganos (con o sin papeles), lo que obligó a construir 15.000 nuevas clases.

"También hemos trabajado con el Gobierno para integrar a los refugiados en un sistema de seguridad social, lo que es un avance sin precedentes", afirma el representante de ACNUR.

Pese a todo, los afganos tienen una vida difícil en Irán, con un índice de desempleo elevado. Ocupan empleos poco cualificados y a menudo temporales.

"Yo, nacido en Irán y residente aquí desde hace 36 años, todavía no soy ciudadano iraní, y la discriminación a la que me enfrento en la educación y en mi trabajo es asfixiante", lamenta en Teherán un afgano que pidió el anonimato.

Con todo, este trabajador está agradecido por tener un permiso de residencia que renueva cada de seis a 12 meses. "Nunca he visto Afganistán, aparte de por las imágenes mostradas por los medios de comunicación y me da mucho miedo ir" allí, declara.

- Empleos precarios -

En Teherán, muchos afganos desempeñan trabajos precarios, como obreros de la construcción, porteros de aparcamientos o basureros.

"¿Qué otra cosa podemos hacer?", se pregunta un afgano sin papeles de 40 años que trabaja de limpiador en Teherán. "Tengo dos hijas y un hijo en Afganistán", cuenta.

Él renunció a su estatus de refugiado para poder ir a su país a verlos y volver con un visado de tres meses no renovable. "Hace tres años que no voy: si fuera, necesitaría entre cinco y 12 meses para conseguir otro visado", explica.

Según él, cuando los policías iraníes "te pillan en la calle, poco importa que lleves aquí uno o 100 años, te llevan a un campo de detención y te obligan a pagar el autobús hasta la frontera".

Varios Gobiernos extranjeros acusan, por otro lado, a Irán de enviar a jóvenes afganos a luchar a Siria en las milicias que apoyan al régimen del presidente sirio, Bashar al Asad.

Irán desmiente el alistamiento forzoso y afirma que las familias de los afganos muertos en Siria cobran compensaciones.

En privado, los cooperantes extranjeros critican el tratamiento dispensado a los afganos en Irán, pero reconocen que el país acepta acogerlos y que, en este sentido, merece más consideración.

La ONU espera que Teherán flexibilice las restricciones impuestas a los afganos para ocupar empleos cualificados y pide un proceso de regularización de los indocumentados.

Sin embargo, recalca Sivanka Dhanapala, "en un mundo con historias tan terribles sobre la acogida de refugiados, creo que lo de Irán es realmente una buena noticia".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines