La OMS advierte de que "puede que nunca haya" una cura total contra el virus

Miguel Fernández Molina
·2 min de lectura

La investigación se acelera y ya hay varias vacunas contra el coronavirus en la fase previa a su distribución general, pero la OMS no lanza las campanas al vuelo: “No hay una cura total y puede que nunca vaya a haberla”, ha reconocido el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Con cerca de 18 millones de infecciones y más de 686.000 fallecidos, Tedros recordó que los contagios confirmados se han multiplicado por cinco en los últimos tres meses, y que a falta de vacuna hay que seguir buscando el control de los contagios con múltiples medidas que incluyen el rastreo de casos y contactos.

“Varias vacunas se encuentran en la fase tres de las pruebas clínicas y todos esperamos que de ellas salgan vacunas eficaces que ayuden a que la gente no se infecte, pero ahora mismo no hay una panacea, y quizá no la haya nunca”, admitió el máximo responsable, en rueda de prensa.

“Hay que hacerlo todo: mantener el distanciamiento físico, lavarse las manos de forma constante, no toser al lado de otros, llevar mascarilla y reforzar la vigilancia”, insistió el experto etíope.

“Hemos visto en todo el mundo que nunca es tarde para darle la vuelta a la situación: colaborando juntos podemos salvar vidas”, aseguró.

El máximo responsable de la OMS insistió en el hecho de que se trata de la primera pandemia de la historia causada por un coronavirus, frente a las epidemias gripales que fueron habituales en los últimos siglos (al menos una decena en los últimos 250 años).

“Se da una combinación de factores muy peligrosos, con un virus que se desplaza con mucha rapidez y además mata muchísimo”, y que afecta tanto a naciones desarrolladas como a aquellas más pobres, resumió Tedros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vacunas españolas contra la COVID-19: estas son las cinco candidatas más avanzadas

¿Se parecen la COVID-19 y la gripe de 1918?

EEUU, en "nueva fase" de la pandemia con contagios en áreas urbanas y rurales

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.