La nueva tecnología que puede convertir las ventanas en paneles solares

Benito Kozman

¿Y si pudiéramos extraer la energía solar de las ventanas y pantallas que ya usamos, sin necesidad de reemplazarlas por otras?

Esa es la idea que buscan desarrollar científicos de la Universidad Estatal de Michigan (MSU): una nueva generación de celdas solares transparentes que aprovecharían el potencial energético masivo y ya existente de las ventanas de edificios y automóviles, teléfonos celulares y otros objetos con una superficie transparente.

solar cell window transparent see through panel
Foto de Newsweek

En un artículo publicado en la revista Nature Energy, los científicos explican cómo las aplicaciones solares altamente transparentes podrían “casi satisfacer la demanda de electricidad de EEUU” y reducir drásticamente la dependencia de los combustibles fósiles.

Richard Lunt, profesor asociado de Ingeniería Química y Ciencia de Materiales en MSU, pronosticó que la idea prenderá rápidamente. “Veremos productos comerciales disponibles en los próximos años“, le dijo a la revista Newsweek.

Lunt y sus colegas desarrollan una tecnología de paneles transparentes que recolecta energía de longitudes de onda invisibles de luz para que no interrumpan la vista cuando se colocan sobre una ventana.

El sistema utiliza materiales para captar las longitudes de onda infrarrojas cercana y ultravioleta, y estas ondas se guían hacia el borde de la superficie donde se encuentran para convertirlas en electricidad mediante finas tiras de células fotovoltaicas.

Los paneles solares ultrafinos y transparentes podrían ser adaptados a rascacielos y teléfonos inteligentes.

En efecto, la idea es muy atractiva: no habría que sustituir ventanas y pantallas por paneles solares más costosos, y se podría generar electricidad desde edificios o dispositivos electrónicos.

La tecnología está en pañales todavía. Según explica Newsweek, los paneles solares en las azoteas generalmente tienen una eficiencia de entre 15 y 18 por ciento, mientras que las células solares transparentes registran eficiencias de alrededor del 5 por ciento. Sin embargo, Lunt dice que espera ver una mejora de tres veces en la eficiencia de estas últimas, algo clave para su comercialización.

“Si bien la adopción de sistemas fotovoltaicos convencionales en tejados y granjas solares ha crecido rápidamente en la última década, todavía hay muchas oportunidades de expansión”, afirma el documento de Nature Energy.

“Las tecnologías solares transparentes con transmisión de luz parcial desarrolladas en los últimos 30 años han iniciado métodos de integración que no son posibles con los módulos convencionales”.

Se estima que entre 5.000 y 7.000 millones de metros cuadrados de superficie de vidrio en EEUU podrían utilizarse para satisfacer el 40 por ciento de la demanda de energía del país, o “cerca del 100 por ciento” si se mejora el almacenamiento de energía.

“Para eso estamos trabajando”, dice Lunt. “Las aplicaciones solares tradicionales se han investigado activamente durante más de cinco décadas, sin embargo, solo hemos estado trabajando en estas células solares altamente transparentes durante aproximadamente cinco años”.

De modo que todavía queda mucho por avanzar en ese terreno, pero parece muy promisorio.