Las fotos que descubren la mentira de Trump sobre el príncipe Andrés de Inglaterra

Es común que Donald Trump niegue conocer a alguien que se encuentra en aprietos legales aunque, en realidad, haya mantenido con él una relación oficial, profesional o amistosa y existan documentos que lo comprueben.

El más reciente sujeto de su negación es el príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II del Reino Unido. La cercanía que Andrés, cuyo título es Duque de York, tuvo con el magnate Joseph Epstein, quien recientemente se suicidó en la prisión donde se encontraba por acusaciones de abuso sexual y trata sexual, ha colocado al príncipe en severos aprietos. Testimonios han vinculado al Duque de York con casos de abuso sexual vinculados a la trama de Epstein y por ello él ha sido separado por la reina de las actividades oficiales.

El presidente estadonidense Donald Trump junto al príncipe Andrés de Inglaterra y el entonces deán de la Abadía de Westminster, en Londres, el pasado 3 de junio de 2019. (Photo by Jeff J Mitchell/Getty Images)

Trump, al ser interrogado sobre el príncipe en Londres, en el marco de la reciente cumbre de la OTAN, dijo tajante a reporteros: “Yo no lo conozco, no”, mientras movía la cabeza. “No conozco al príncipe Andrés, pero es una historia dura, es una historia muy dura”, comentó Trump, presumiblemente en alusión a las acusaciones contra el príncipe y su vínculo con la trama de abuso sexual de Epstein.

Pero multitud de fotos publicadas a lo largo de los años refutan al presidente estadounidense.

No solo Trump conoció al Duque de York sino que compartió con él en fiestas, desayunos, recepciones oficiales y otras situaciones.

Una muy reciente, como se constata en la cuenta de Twitter del príncipe Andrés, fue apenas el pasado junio, cuando Trump fue recibido por el Duque de York y la entonces primera ministra británica Theresa May, con quienes participó en una reunión de negocios.

Para denunciar la mentira de Trump sobre no conocer el Duque de York, más tuits afloraron con imágenes de ambos juntos, algunas de ellas de épocas recientes y otras de años atrás, cuando Trump era solo un notorio magnate inmobiliario.  En una de ellas, en las que Trump aparece con su hoy esposa Melania y el príncipe Andrés, se ve también la figura de Epstein.

Y múltiples fotos de Trump acompañado del Duque de York han sido reproducidas por los medios. En una, por ejemplo, se ve al presidente de Estados Unidos acompañado del príncipe Andrés en una ceremonia en la Abadía de Westminster, en Londres, realizada en junio de 2019. 

Y ha aflorado también un artículo publicado en People en el año 2000, en el que se cita a Trump diciendo que el Duque de York “no es pretencioso… Es muy divertido estar con él”.

El príncipe Andrés incluso visitó, también en 2000, la propiedad en Mar-a-Lago años atrás, y se fotografió con Trump y su esposa Melania. Y en junio pasado los tres fueron fotografiados nuevamente juntos en la citada ceremonia en la Abadía de Westminster.

El entonces magnate inmobiliario Donald Trump con su novia (hoy esposa) Melania y el príncipe Andrés, Duque de York, en la propiedad de Trump en Mar-a-Lago, Florida, en 2000. (Photo by Davidoff Studios/Getty Images)
El Duque de York, príncipe Andrés de Inglaterra, con el presidente estadounidense Donald Trump y su esposa Melania en una ceremonia en la Abadía de Westminister, Londres, en junio de 2019. (Photo by Jeff J Mitchell/Getty Images)

Ha sido muy común que Trump niegue haber conocido, o diga que conoció muy poco o que no tuvo una relación de importancia, en relación con personas que han sido más o menos cercanas a él pero luego se han metido en problemas legales. Negar o declarar ignorancia al respecto ha sido una salida muy usada por Trump para zafarse de cuestiones potencialmente embarazosas.

Incluso recientemente Trump dijo que no conocía a Gordon Sondland, el millonario que le donó un millón de dólares para la ceremonia de inicio de su mandato y que él mismo nominó como embajador ante la Unión Europea. El mismo con el que, según Sondland testificó ante el Congreso, el presidente discutió telefónicamente sobre su exigencia de que Ucrania emprendiera una investigación contra el exvicepresidente y rival político Joe Biden, situación que lo tiene sumido en un proceso de destitución.

Así, ante los crecientes problemas y escándalos del príncipe Andrés, Trump ha optado por negarlo también a él, aunque su mentira al respecto ha sido patente y lo persigue en los medios y las redes sociales.

Al querer lavarse las manos, las metió en una bandeja de falsedad a la vista del internet entero.