La jugada maestra de Burger King y Pepsi: contratar a actores rechazados por McDonald’s y Coca Cola

En el mundo de la publicidad existen grandes rivalidades entre enemigos irreconciliables, lo que se traduce en anuncios con muy mala leche. Seguramente, los duelos más sonados en las últimas décadas han sido Coca Cola vs Pepsi, y McDonald’s vs Burger King.

Esta guerra interminable ya tiene su primer episodio en 2017, y sin duda va a dar mucho que hablar. Los ‘segundones’ de cada sector, Pepsi y Burger King, se han aliado para atizar de manera conjunta a su competencia con una acción brillante que supone un nuevo posicionamiento para ambas marcas.

[Te puede interesar: Chenoa se ríe de la famosa ‘cobra’ en el nuevo anuncio de Amena]

Lo que se les ha ocurrido, ni más ni menos, es contratar a un nutrido grupo de actores que tienen algo en común: fueron rechazados por Coca Cola o por McDonald’s en su último casting. Es decir, que no le guardan especial cariño a estas empresas…

El vídeo de la campaña cuenta la experiencia de los protagonistas, que vienen a decir que esas compañías no buscan gente real, que les pedían sobreactuar, que les dieron falsas esperanzas y un largo etcétera de críticas.

Lo que buscan Pepsi y Burger King con esta bomba publicitaria es golpear a los líderes del sector posicionándose como las marcas “de la gente normal”, acercándose así aún más al consumidor. El eslogan de la acción refleja claramente esta intención de que la gente cambie de bando: “¿Por qué elegir una marca que no te elegiría a ti?

Por supuesto, este nuevo posicionamiento les obliga ahora a ser consecuentes y a seguir con la misma línea en futuros anuncios, como han hecho otros anunciantes tipo Dove. Que nadie dude de que Coca Cola y McDonalds están ya listas para devolverles el golpe en cuanto puedan.

Imagen del anuncio

 

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines