La innovadora primera fuente de cerveza del mundo que se ha convertido en un imán de turistas

·4 min de lectura
Žalec, Slovenia - October 01, 2016: A young man pours beer into a glass at public beer fountain in Žalec, Slovenia, the first beer fountain in the World
Un hombre joven observa uno de los grifos de Žalec, Eslovenia, en la primera fuente pública de cerveza en el mundo. (Getty Images)

Eslovenia es un país verde en el corazón de Europa central ideal para pasear por los bosques, hacer espectaculares recorridos en bicicleta y merodear por las ciudades que en otoño para deleitarte con el olor de las castañas asadas que podrás comprar en cada esquina.

Y también es el país que tiene la llamada “Fuente de Oro Verde”, que es nada más y nada menos que la primera fuente de cerveza del mundo.

A mí, que amo la cerveza me parece un lugar idílico. Fue creada en la ciudad de Zalec, a unos 66 kilómetros al noreste de la capital Liubliana, para enaltecer la antigua tradición de cosecha de lúpulo y la fabricación artesanal de cerveza de este joven país que nació tras la disolución de Yugoslavia.

La historia de Zalec está completamente vinculada a la producción de cerveza desde que, en un trágico evento en 1761, casi toda la ciudad quedó destruida por un incendio que arrasó con las casas que en ese entonces estaban construidas de madera y paja.

Pero Zalec supo reponerse y desde entonces buena parte de la actividad comercial se centra en el desarrollo y producción de lúpulo.

Para seguir sacando provecho al potencial cervecero, los empresarios y el gobierno de esta ciudad de 5.000 habitantes pusieron manos a la obra en 2016 a esta construcción que asumieron como mucho más que una curiosidad.

Se trató de un proyecto de desarrollo del sector turístico que costó 350.000 euros (unos 407.000 dólares). La mitad del monto fue asumido por el ayuntamiento y la otra mitad fue financiado por los comercios locales y por donaciones de los ciudadanos.

Beber de la fuente

Basta con ir sediento de paso por la plaza que queda en el casco central de la ciudad, cerca del mercado municipal, y, en vez de tomar agua, pruebas uno de los seis distintos tipos de cerveza que sale de los bebederos y que es suministrada por maestros cerveceros eslovenos.

La idea tuvo tanta aceptación que la Oficina de Turismo de Eslovenia otorgó a la Fuente de oro verde con el premio Sejalec 2017, un respetado galardón local que se otorga a la innovación empresarial.

El ente regulador del turismo cuenta que el diseño arquitectónico de la fuente estuvo inspirado en una umbela de lúpulo, representada por dos medios círculos donde funcionan dos fuentes. Y por si no lo sabías, una umbela es una tipo de inflorescencia, como se le dice en botánica la disposición de las flores sobre las ramas o la extremidad del tallo. Con esa idea en mente fueron creadas dos fuentes dentro de la plaza. Una es de cerveza y la otra de agua.

Pero no te imagines que el delicioso liquido fluye de manera constante como en una fuente cualquiera. Para usarla, hay que comprar una jarra de vidrio por 8 euros (9,3 dólares) con un chip que sirve para activar los grifos. Y en ese envase podrás probar el equivalente a 100 mililitros de cada una de las variedades de cerveza autóctona.

Si estás sacando la cuenta puede que el precio te parezca costoso porque estamos pagando casi 10 dólares por beber el contenido equivalente a dos latas de cerveza que pudiera costar un par de dólares en un supermercado.

Pero hay que tomar en cuenta que estás disfrutando de una experiencia única que apoya al turismo esloveno y a la industria local, además de que la jarra te servirá como un preciado suvenir porque fue creada por el diseñador industria e hijo ilustre de la ciudad Oskar Kogoj.

Un poco de historia

Se cree que la primera mención del uso del lúpulo para fabricar cerveza en territorio esloveno data de 1160, en los registros de un latifundista de la localidad de Škofja Loka.

Luego, durante el reinado de María Teresa entre los años 1764 y 1767, se estableció una asociación de granjeros que estimuló la siembra de plantaciones industriales, y entre esas especies se encontraba el lúpulo.

La primera plantación en el Valle de Baja Savinja, donde se encuentra Žalec, ocurrió en 1876.

La producción de cerveza local también tiene una rica historia según certifican los primeros documentos del siglo 13. Para el siglo 19 había pequeñas cervecerías por toda la región y las más grandes eran capaces de producir hasta 3.000 hectolitros de cerveza.

Después de la Segunda Guerra Mundial se establecieron tres grandes firmas cerveceras, Union, Laško y Talis, y surgieron muchos pequeños emprendimientos como Adam Ravbar y Kratochwill.

Así que, si te gusta la cerveza y tienes pensado visitar Europa central, bien valdría la pena darte un paseo por Žalec, que ahora se conoce como la ciudad de la birra.

Historias que también te gustarán:

(VIDEO) Latinas exitosas en el mercado cervecero de Estados Unidos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente