La injusta detención de dos estudiantes portugueses que dio origen a la ONG ‘Amnistía Internacional’

A lo largo y ancho del planeta y a través de toda la Historia, un número que sería incalculable han sido las veces que se ha cometido algún tipo de injusticia con alguna persona, colectivo, pueblo… Por tal motivo, siempre ha habido quien ha querido luchar contra los atropellos y desigualdades contra los más desfavorecidos por parte de los poderosos, pero no siempre se ha conseguido por falta de apoyos u organización colectiva.

Actualmente, a pesar de ser centenares las ONGs repartidas por todo el mundo dedicadas a las labores de ayudar a los más desprotegidos social y políticamente, siguen ocurriendo todo tipo de injusticias (incluso en los países considerados como más desarrollados y con mayor libertad).

Artículo de Peter Benenson en The Orserver, el 28 de mayo de 1961, que sirvió para crear la ONG ‘Amnistía Internacional (imagen vía amnesty.org)

[Te puede interesar leer también: El periodista que tiñó su piel de negro para denunciar la discriminación racial en EEUU]

Una de las organizaciones no gubernamentales más famosas y potentes que existen es ‘Amnistía Internacional’, la cual lleva cerca de seis décadas luchando y defendiendo los derechos humanos de millones de personas de todo el planeta.

Uno de sus creadores fue Peter Benenson, un abogado londinense de cuarenta años de edad que llevaba desde la adolescencia colaborando con diferentes colectivos e incluso a nivel individual (por ejemplo, en 1937, cuando tenía 16 años, organizó una recogida de dinero, junto a sus compañeros del instituto, para recaudar fondos con los que ayudar a los huérfanos de la Guerra Civil española). En 1957, mientras ejercía la abogacía, formó parte de ‘Justice’, una asociación de abogados desde la que se prestaba soporte legal a los más necesitados y represaliados.

Pero, a pesar de estar plenamente involucrado en las acciones sociales, se dio cuenta que todo lo que hacía no era suficiente para ayudar al prójimo. Todo cambió en mayo de 1961, tras leer en el periódico londinense ‘The Orserver’ una noticia en la que se informaba de la detención en Coimbra de dos estudiantes portugueses que habían levantado sus vasos de vino y realizado un brindis por la libertad de su país (bajo una dictadura desde 1926). Los jóvenes fueron juzgados y condenados a cumplir una pena de siete años de prisión.

[Te puede interesar leer también: El hombre al que le arrebataron injustamente la libertad]

Esta noticia indignó y llenó de dolor a Peter Benenson, quien escribió una carta a David Astor (director del mencionado periódico) y al que pedía que publicase en el rotativo un artículo que acompañaba en el sobre y que había titulado ‘The Forgotten Prisoners’ (Los prisioneros olvidados), en el que hacía un repaso a numerosos casos de injusticia en todo el planeta, donde había centenares de miles de personas encarcelaras y quienes se les había vulnerado todos sus derechos.

Dicho artículo fue publicado en The Orserver, el 28 de mayo de 1961, teniendo una gran difusión por parte de otros medios que se hicieron eco del mismo y que también reprodujeron, alcanzando una gran notoriedad. En el escrito de Benenson, además de denunciar los encarcelamientos injustos, animaba a la población a organizarse y denunciar todos los casos que conocieran. En el artículo también de anunciaba una campaña a la que bautizaron como ‘Appeal for Amnesty 1961’ (Apelación para la Amnistía 1961).

En poco más de un mes, en julio de 1961, ya se habían organizado varios grupos de personas de diversos lugares del mundo, dispuestas a colaborar entre si para luchar contra la desigualdad y por los derechos humanos de cientos de miles de personas represaliadas en el planeta. Ese fue el germen de donde surgió la ONG ‘Amnistía Internacional’.

Fuentes de consulta e imagen: amnesty.org (pdf) / history / theguardian

[Te puede interesar leer también: El acto que hizo cambiar las cosas en los derechos civiles de las personas negras]