La imágenes de la cacerolada histórica que ha cerrado la jornada de paros en Colombia

Las caceroladas son una forma de protesta pacífica a través de la cual los autores expresan su descontento, generalmente, contra el gobierno de turno o contra determinadas decisiones políticas. Estas acciones se convocan en lugares determinados o bien se pueden llevar a cabo desde las propias casas, lo que le confiere un alto grado de adhesión y participación.

Pues bien, los colombianos cerraron los paros de ayer convocados en el país por las centrales obreras y los movimientos sindicales con una histórica y masiva.

Miles de personas hicieron sonar sus cacerolas a partir de las siete y media de la tarde cuando acabaron las protestas en las calles. Se trató de una acción inédita que empezó en sectores como La Candelaria, Chapinero, Pontevedra, Kennedy y otros sectores del norte de Bogotá y que se acabó extendiendo por toda la ciudad.

Esta protesta sonora se produjo de manera espontánea y se pudo escuchar durante varias horas, incluso algunas personas volvieron a salir a las calles con las cacerolas en la mano en zonas como Ciudad Salitre, Pablo VI y La Macarena.

Pero esta acción no solo se llevó a cabo en la capital colombiana sino que también produjo en otras ciudades como Medellín, Cali, Envigado. Bucaramanga, Barranquilla y Cartagena también se unieron a la cacerolada.

A través de esta vía de protesta inédita en Colombia, los ciudadanos encontraron la manera de continuar con las protestas después de que concluyesen las manifestaciones en las calles.

El éxito de la cacerolada ha dado pie a una nueva convocatoria hoy a partir de la cuatro y media de la tarde.