La Guayana Francesa, paralizada por una huelga general

1 / 2
Manifestantes ante las oficinas del Rectorado, la autoridad educativa local, en Cayenne, en la Guayana Francesa, durante una jornada de huelga general, este 27 de marzo de 2017

La tensión social en la Guayana Francesa se agudizó este lunes con una huelga general para denunciar la inseguridad y el desempleo que aquejan a este territorio sudamericano de ultramar.

El Gobierno francés, que admitió que la situación en este territorio donde viven más de 260.000 personas es "tensa", hizo un llamamiento a la calma.

"La prioridad es combatir la inseguridad", declaró este lunes el presidente francés, François Hollande, quien aseguró que ya se han desplegado algunos recursos y que otros van a llegar.

Desde hace varios días la Guayana Francesa, afectada por una tasa alta de desempleo y una inseguridad crónica, vive un movimiento de descontento social a menos de un mes de las elecciones presidenciales.

La movilización en este territorio de ultramar amenaza con paralizar su economía, afectada desde el jueves por el bloqueo de una docena de carreteras y el cierre de escuelas.

Las manifestaciones y bloqueos obligaron a Arianespace a aplazar el lanzamiento, previsto para el martes, de un cohete Ariane 5 que iba a poner en órbita un satélite brasileño y otro surcoreano.

La situación llevó a Estados Unidos a aconsejar el viernes a sus ciudadanos que eviten viajar a este territorio francés. Asimismo, Air France canceló sus vuelos a la Guayana Francesa el domingo y el lunes.

Pese a que el Gobierno envió una misión interministerial para dialogar con los manifestantes, 37 sindicatos agrupados en la Unión de Trabajadores Guayaneses (UTG) aprobaron el sábado una "huelga general ilimitada" a partir de este lunes.

El movimiento reagrupa entre otros a huelguistas del grupo energético EDF por reivindicaciones salariales, colectivos que protestan por la inseguridad o que denuncian la falta de acceso a los servicios sanitarios.

La población comenzó a organizarse desde hace algunos días en previsión de esta huelga general acopiando alimentos y combustible, lo que provocó largas filas de espera en los comercios y en las gasolineras.

- Hombres encapuchados -

Frente a esta situación, el primer ministro, Bernard Cazeneuve, anunció el envío de una delegación ministerial antes de finales de semana, a condición de que se "respete el orden republicano".

Por su parte, la ministra francesa de Ultramar, Ericka Bareigts, quien hasta ahora se había negado a viajar a la Guayana Francesa explicando que "las condiciones de diálogo no están reunidas", instó a conservar la calma.

"Seguimos de cerca la situación", señaló Bareigts.

"No se trata de tener miedo de ir allí pero no tenemos un contexto sereno, con hombres encapuchados que obligan a cerrar los comercios", señaló una fuente gubernamental.

La misión interministerial anunció ya la contratación de más policías y una ayuda urgente de 60 millones de euros para el hospital de Cayena, la capital, muy endeudado.

"Por el momento, las respuestas de la delegación se centran en la salud y la seguridad. Nosotros pedimos un plan de desarrollo y no pequeñas medidas", declaró este lunes a la AFP un portavoz de los sindicatos.

La Guayana Francesa es el territorio más violento de Francia con 42 homicidios en 2016. La financiación pública representa cerca del 90% del PIB y el desempleo afecta a más del 40% de los menores de 25 años.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines