La fuga de película de un peligroso delincuente de Misuri

En Misuri (EEUU), la Policía ha sido testigo de una huida de película protagonizada por un preso fugado de prisión que, una vez capturado, logró escapar de nuevo esposado y conduciendo el coche patrulla en el que le habían introducido para llevarle de nuevo a la cárcel.

El protagonista de esta rocambolesca doble fuga es Travis Lee Davis, de 30 años, caucásico, pelo castaño, ojos azules y un tatuaje fácilmente visible en el cuello con un ojo encerrado dentro de un triángulo. Está considerado como muy peligroso, según informa ABC News, y en el momento de su primera fuga se encontraba en prisión bajo fianza de 110.000 dólares.

Antes de su segunda huida estaba acusado de secuestro, ser un peligro para el bienestar de un niño, violencia doméstica, resistencia al arresto y por haber violado la libertad condicional. Una lista larga a la que se sumarán más cargos cuando sea capturado de nuevo.

Su aventura comenzó el pasado día 9 cuando logró escapar de la cárcel del condado de Pettis en la que se encontraba. La hipótesis que bajaran es que lo hizo a través de un hueco en el techo por el cual logró acceder hasta un cuarto de mantenimiento con salida al exterior. Una vez fuera, secuestró a una mujer.

El miércoles, en un aparcamiento de Oklahoma a 560 kilómetros de prisión, fue localizado y detenido. Los agentes le esposaron y lo introdujeron en el coche mientras hablaban con la mujer secuestrada, que les contaba cómo había ocurrido todo.

Según relata ABC News, lo que pasó después es que Davis logró colocarse en el asiento del conductor y huir con el vehículo patrulla. No llegó muy lejos, ya que tres kilómetros después se chocaba contra un árbol. Sin embargo, cuando las autoridades llegaron a la zona del siniestro no había rastro de él.

La teoría que se maneja es que consiguió subir a un tren y alejarse del lugar. De momento, sigue en busca y captura y la Policía ha pedido la colaboración ciudadana para dar con su paradero y devolverlo a prisión.

Se fugó de prisión, le cogieron, le esposaron y logró escapar de nuevo robando el coche de la policía. (Foto: Getty Images)