La Fed dice que puede "ser paciente" antes de subir las tasas

La Fed puede permitirse "ser paciente" antes de subir las tasas de interés de Estados Unidos debido a la baja inflación y las incertidumbres económicas, según la minuta de la reunión de diciembre de la entidad. Y si bien los miembros de la Reserva Federal (Fed) esperan "algunos" nuevos aumentos de tasas, estos serían de un "monto relativamente limitado", dice el documento de las reuniones de política monetaria del 18 y 19 de diciembre divulgado este miércoles. El momento del nuevo aumento es ahora "menos claro" debido al contraste entre los datos del sólido crecimiento estadounidense y el temor a las confrontaciones comerciales que preocupan a los mercados financieros y a las empresas, según el reporte. "Con ese telón de fondo...especialmente en un ambiente de muy bajas presiones inflacionarias, el comité podría permitirse ser paciente sobre un mayor endurecimiento" monetario, dice la minuta. Las plazas bursátiles de todo el mundo se replegaron fuertemente en las últimas semanas de 2018 en medio de las confrontaciones comerciales entre China y Estados Unidos y el creciente temor a que se enlentezca el ritmo del crecimiento económico global. Pero la Fed considera que los futuros datos le darán un panorama sobre cómo está reaccionando la economía ante la incertidumbre por las peleas comerciales y la volatilidad de los mercados. "La política monetaria no fue concebida con un rumbo predeterminado, como tampoco con un ritmo ni con una meta sobre cuándo concluirían los aumentos de las tasas", dice el documento. En esa reunión del mes pasado, la Fed subió por cuarta vez en 2018 las tasas con voto unánime de los miembros de su comité de política monetaria. No obstante, la minuta indicó que "unos pocos" participantes de las deliberaciones propusieron hacer una pausa en las alzas alegando que era momento de "esperar y ver" qué pasa con la economía. Aún así, el informe indica que miembros de la Fed esperan que Estados Unidos siga creciendo con una muy tenue inflación. - "Menos claro" Pero el presidente de la Fed, Jerome Powell, también intentó tranquilizar a los mercados la semana pasada, diciendo que la entidad será "paciente" antes de realizar nuevos movimientos mientras observa cómo evoluciona la economía, y podría reaccionar rápidamente ante cualquier cambio. Tres miembros de la Fed entregaron el miércoles declaraciones similares, destacando que tienen la flexibilidad de esperar antes de tomar decisiones sobre el próximo paso. Es posible que estuvieran entre esos "pocos" que prefirieron no subir las tasas el mes pasado. Eric Rosengren, presidente del banco de la Reserva Federal de Boston, uno de los 12 del sistema de la Fed, dijo que los mercados financieros se habían vuelto "excesivamente pesimistas" sobre el panorama económico, pero al igual que otros, estuvo de acuerdo en que las autoridades deberían prestar atención a las advertencias. Sin embargo, el presidente del banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, advirtió en una entrevista con el diario The Wall Street Journal que la economía podría ser empujada hacia una recesión si las tasas suben mucho. Aún así, las minutas de la Fed indican que los funcionarios esperan que la economía continúe creciendo con una inflación moderada, lo que haría que se necesitaran más aumentos No obstante "recientes acontecimientos, incluyendo la volatilidad de los mercados financieros y mayores preocupaciones por el crecimiento mundial, hacen que la amplitud y el ritmo del futuro endurecimiento sea menos claro que antes". Los miembros de la Fed se comprometieron a monitorear los mercados en busca de señales de potenciales riesgos. Empero señalaron también que si se resuelven los problemas comerciales internacionales podrían generarse "resultados más sólidos de lo previsto". Las nuevas deliberaciones de política monetaria de la Fed están marcadas para los 29 y 30 de este mes.