La exhumación de Franco y el efecto llamada sobre los franquistas

La exhumación de los restos de Franco y su salida de ese Valle de los Caídos que el propio dictador mandó construir ha sido uno de los caballos de batalla de Pedro Sánchez en su corto y accidentando periodo como presidente del Gobierno. La Justicia le ha dado la razón y Franco saldrá de la basílica el próximo jueves. Mientras se preparaba su salida en busca de un retiro menos monumental, los franquistas no han dejado de entrar ni en el Valle -que ha aumentado el número de visitantes en los últimos tiempos- ni en la fundación que lleva su nombre -que ha visto cómo se incrementaba el número de afiliados-. Es como si la exhumación del dictador hubiese tenido una especie de efecto llamada entre quienes aún le siguen.

Las visitas al Valle de los Caídos se han disparado y desde la Fundación Francisco Franco aseguran que han triplicado su número de afiliados tras anunciar Pedro Sánchez su empeño en llevar a cabo la exhumación. (Foto: EFE/Javier Lizón/Archivo)
Las visitas al Valle de los Caídos se han disparado y desde la Fundación Francisco Franco aseguran que han triplicado su número de afiliados tras anunciar Pedro Sánchez su empeño en llevar a cabo la exhumación. (Foto: EFE/Javier Lizón/Archivo)

Las cifras, recogidas por El independiente, avalan cómo en los últimos meses el franquismo ha vivido una suerte de despertar 44 años después de la muerte de su líder. Gente que ha salido a la esfera pública para cantar las alabanzas del dictador y honrar su memoria. Hace solos unos días corrían como la pólvora en medios de comunicación y redes sociales las imágenes de un grupo de seguidores de Franco indignados porque no les dejaban acudir a misa en la basílica donde, por ahora, están sus restos.

Muestras de un despertar que se traduce en números. La Fundación Francisco Franco ha crecido en número de afiliados desde que el proceso judicial para la exhumación se avivó. Según ha confirmado a El Independiente su presidente, Juan Chicharro, “de alguna manera, ha resucitado a Franco”. Se refiere a Sánchez y a su empeño en trasladarlo. Chicharro, cuya Fundación se ha opuesto a la decisión del Supremo, asegura que desde que el presidente en funciones anunciase en junio de 2018 su intención de exhumar al dictador, ellos han pasado de 600 a 1.800 socios.

Cuenta también que “hay mucha gente que nos hace aportaciones para que paguemos a los abogados. También se nos están acercando muchos jóvenes, que no habían oído hablar de Franco hasta ahora, para que les contemos quién era y qué hizo”.

Pero los afiliados a esta fundación nacida para “difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco Bahamonde, en su dimensión humana, militar y política” entre otros fines, no son los únicos que han aumentado. También lo han hecho los visitantes a su tumba.

Según los datos recogidos por el citado diario, en 2017 el Valle de los Caídos registró 283.277 visitantes. En 2018, las visitas se incrementaron un 33,74% con 378.875 personas que acudieron a este lugar emblemático de la Sierra de Madrid. Hasta septiembre de este año, la cifra era de 273.408, casi lo mismo que en todo 2017.

A finales de septiembre se dio a conocer la sentencia del Tribunal Supremo que daba vía libre al Gobierno para la exhumación y las visitas se disparaban. El buen tiempo acompañó. La Razón apuntaba en su crónica cómo se produjo un flujo mayor de personas provocando colas, atascos y la imagen de un aparcamiento “desbordado”. No daba cifras en su texto, pero en El Independiente señalan que durante ese fin de semana acudieron 6.550 visitantes. El doble que cualquier otro fin de semana de septiembre anterior a la sentencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente