La espectacular mansión flotante para viajar por el mar

La vivienda diseñada por una empresa de Miami es totalmente autosuficiente y es capaz de soportar huracanes de categoría 4.

Con la idea de no tener una casa con vistas al mar, sino encima del mismo mar, el estudio de arquitectos y diseñadores Arkup, que tiene su sede en Miami, acaba de lanzar la propuesta de una casa que en nada se parece a un yate, aunque se desplaza sobre el agua, y que rompe con todos los parámetros habituales de una residencia común.

Con 250 metros cuadrados de superficie cubierta y 450 metros cuadrados de superficie total, esta casa flotante, según sus diseñadores, es capaz de adaptarse a todos los entornos y sobrevivir a huracanes y tormentas con vientos de entre 210 y 249 kilómetros por hora.

De acuerdo con un reporte del diario español El Mundo, estas estructuras poseen un sistema hidráulico de elevación automática que les permite anclarse en un fondo de hasta seis metros de profundidad y elevarse seis metros más, evitando así verse afectadas por eventuales inundaciones, algo que también sirve para evitar que los inquilinos se mareen.

Sin impacto en la naturaleza

Según explica Nicolás Derouin, cofundador y director general de Arkup, “toda la energía necesaria para la casa y para la propulsión es generada por paneles solares de 36 kW”. En el casco están ubicadas unas baterías de 2,5 toneladas capaces de almacenar hasta 180 kWh. “Gracias a esto, no se emplea ni gasolina ni diésel, lo que se traduce en ninguna emisión.”

Por otra parte, aquí se les da un uso concienzudo a los recursos naturales. “Recogemos el agua de la lluvia, la almacenamos en un tanque de 15 metros cúbicos y la purificamos con un sistema de filtros para que sea potable y supla todas las necesidades de agua de la casa”, detalla Derouin.

La construcción dispone además de otro tanque de 15 metros cúbicos donde se almacenan las aguas usadas. Con la ayuda de un dispositivo de saneamiento marino, estos desechos líquidos son tratados por medio de un proceso biológico a base de bacterias. Este limpia esa agua, antes de verterla en el mar sin contaminar.

Vista como una casa pasiva en medio del mar, el proyecto, que Arkup acaba de presentar en el Fort Lauderdale International Boat Show, uno de los cónclaves más notables en lo que respecta al sector de las embarcaciones marítimas de lujo, se caracteriza también por los materiales que lo componen: paredes a base de aislamiento térmico, paneles solares para garantizar la energía sin pasar por el consumo de combustibles fósiles, así como ventanas con doble acristalamiento para garantizar la seguridad de los inquilinos.

Esta ‘casita’ valorada por el momento en unos tres millones de dólares, será capaz de desplazarse a casi 13 kilómetros por hora, gracias a dos motores totalmente eléctricos de 136 caballos, cada uno.

Un nuevo mercado

En el encuentro en la ciudad floridana de Ford Lauderdale, no pocos visitantes e inversionistas llamaron la atención sobre la posibilidad de tomar este modelo para crear resorts turísticos que exploten las opciones de navegar y pernoctar por varias noches dentro de este tipo de viviendas flotantes. De ahí que el concepto hasta ya haya sido acuñado: Livable Yachts Resorts.

“El objetivo de Arkup y nuestro proyecto Livable Yacht es dar la oportunidad a la gente que comparte nuestros mismos valores e intereses de tener un estilo de vida único y exclusivo con el que disfrutar del mar, tener una calidad de vida que sea la mejor posible y ofrecer el máximo respeto al medio ambiente y a la naturaleza”, reclacó Nicolás Derouin para El Mundo.

Por el momento, habría que esperar hasta junio de 2018 para ver finalizado el primer modelo de este tipo de construcciones, fecha a partir de la cual empezará su comercialización.

No obstante, apunta Derouin, “cuando haya un cliente interesado en confirmar un pedido antes del lanzamiento comercial, podremos empezar la producción de unidades antes del lanzamiento oficial”.

“En un futuro próximo, el cambio climático y la subida del nivel del mar va a afectar a muchas ciudades y personas que viven cerca del mar y pensamos que vivir sobre las aguas es una alternativa realista y atractiva”, concluyó.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines