La escritora del siglo XIX que con su mordaz ironía y sátira ayudó al feminismo a través de sus novelas

Durante el último cuarto del siglo XIX, coincidiendo con el momento más activo y efervescente del feminismo y sufragismo en Estados Unidos, la escritora Marietta Holley se convirtió en una de las autoras más leídas del momento y sus novelas las más leídas.

Marietta Holley, la escritora del siglo XIX que con su mordaz ironía y sátira ayudó al feminismo a través de sus novelas (imagen vía Wikimedia commons)

Pero no se trataba de unas historias de corte romántico, como las que por aquella época solían publicar las mujeres que se dedicaban a la literatura. Sus libros estaban escritos desde el humor, eran divertidos, inteligente y, además, con una gran dosis de ironía mordaz.

Desde la sátira reflejaba (criticaba) la sociedad y política estadounidense y a través de la protagonista de sus novelas, a la que llamó Samantha Allen, ridiculizó en numerosas ocasiones el papel de los hombres en la sociedad, algo que hasta la fecha muy pocos se habían atrevido a hacer y mucho menos una mujer.

[Te puede interesar leer: El mayor misterio en la vida de Agatha Christie, la reina del crimen]

La serie de novelas de Samantha la hacían vivir numerosas aventuras y viajar a un buen puñado de lugares, convirtiéndola en una intrépida protagonista que hacia soñar a miles de lectoras que algún día ellas podrían tener una vida así.

Pero todos esos viajes y aventuras que escribió Marietta Holley no estaban basados en vivencias personales, ya que apenas se había movido de su entorno rural. Había nacido en una granja de la población de Ellisburg, un pequeño pueblo situado en el Condado de Jefferson (Estado de Nueva York).

También es de destacar la enorme timidez que padecía, algo que la obligó a publicar sus primeros libros bajo seudónimo. Inicialmente con el de ‘Jemyma’ y posteriormente como ‘Josiah Allen’s Wife’ (Esposa de Josiah Allen), aunque cabe destacar que siempre se mantuvo soltera y no se le conoció relación sentimental alguna.

Su timidez también le impidió el acudir a eventos y presentaciones de sus libros, debido a que sentía auténtico pánico de hablar en público y por tal motivo tampoco aceptó ninguna de las invitaciones que le hicieron personajes tan importantes de la época como la sufragista Susan B. Anthony, quien la instó en numerosas ocasiones a participar en los mítines que las feministas realizaron.

[Te puede interesar leer: La prolífica escritora que publicó 200 libros con ocho seudónimos diferentes]

Numerosas son las crónicas, del último cuarto del siglo XIX, que comparan la narrativa de Marietta Holley con el insigne Mark Twain, con quien llegó a forjar una buena amistad.

Gracias a lo ganado con sus libros (escribió alrededor de veinticinco y las ventas superaron los diez millones de ejemplares) hizo construirse una mansión y en donde residió la mayor parte de su vida hasta que falleció en 1926 a los 89 años de edad.

Cabe destacar que ya en el siglo XX su obra y nombre quedó prácticamente en el olvido, siendo muy pocas las personas que conocen o han escuchado hablar alguna vez de la prolífica, ingeniosa y mordaz escritora Marietta Holley.

Fuentes de consulta e imagen: helpes / mujeresenlahistoria / britannica / watertown-ny / Wikimedia commons

[Te puede interesar leer: La primera escritora profesional de la Historia]