La ciudad más antigua de Europa

Plovdiv, una de las ciudades más antiguas de Bulgaria (Wikimedia Commons)Un equipo de arqueólogos búlgaros asegura haber hallado en la parte oriental del país los restos de una ciudad de 6.700 años, que califican como la urbe más antigua de Europa. Así lo afirmó el jefe del equipo, el profesor Vasil Nikolov, quien apuntó que el origen de la ciudad puede datarse en entre el 4.700 y el 4.200 antes de Cristo.

"Se trata de las fortificaciones de piedra más viejas y masivas en el período prehistórico que se han documentado hasta el momento en Europa", declaró el profesor.

La expedición arqueológica ha desenterrado murallas de entre dos y tres metros de grosor y tres de altura que Nikolov afirma servían para evitar asaltos en busca de unas de las materias primas más preciadas de la época, la sal.

[Relacionado: La ciudad que se para un minuto cada año]

"La sal tenía entonces el valor que hoy día tiene para la industria moderna el petróleo", relató el profesor, que recordó que la sal era usada como moneda en un tiempo en el que el oro o el cobre sólo eran empleados como símbolos de prestigio.

La ciudadela, a unos 50 kilómetros de Varna, en el Mar Negro, había desarrollado un negocio a gran escala que incluía el transporte de sal hasta grandes distancias en regiones sureñas, donde intercambiaba ese producto por otros alimentos y mercancías.

Según el arqueólogo, las pruebas halladas de esta producción especializada y la presencia de murallas de importancia muestran que se trataba de una ciudad y que la datación exacta de algunos artefactos encontrados permitirán demostrar que es la más antigua de Europa.

[Más: La asombrosa fuga de 7.000 kilómetros andando desde Siberia]

La presencia de casas de dos plantas, algo extraordinario para la época, muestra que los 350 habitantes que se calcula tenía la ciudad eran muy ricos. Los investigadores han comprobado que la ciudad se situaba sobre un enorme yacimiento de sal con un diámetro de hasta 9 kilómetros y una profundidad de unos 15 kilómetros.

La sal se extraía gracias las aguas subterráneas que manaban a la superficie y que eran recogidas en vasijas y luego evaporadas para recuperar la sal. Los expertos creen que la ciudad estuvo habitada durante unos 500 años y que después se abandonó al secarse los manantiales que sacaban la sal a la superficie.

Nikolov destacó que el análisis de las tumbas ha revelado la existencia de rituales funerarios muy peculiares. En algunas sólo se encuentran la mitad superior del cuerpo, el torso y los brazos, sin que se hayan localizado las extremidades inferiores. En una fosa se encontró un esqueleto con un hueso clavado en la pelvis.

El experto recordó que en esta región ya se encontraron en 1972 las muestras de oro procesado más antiguas del mundo, unos 3.000 objetos y joyas de esta metal localizados en unas 300 tumbas y cuya edad se calculó en unos 6.400 años.

PUBLICIDAD