'La casa de tu vida' escribió su nombre con letras de oro en la historia LGBTIQ+ de nuestra televisión

·5 min de lectura

El pasado martes se conmemoraba el Día del Orgullo LGTBIQ+, que recuerda la lucha de las personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y demás miembros del colectivo por la discriminación a la que se vieron sometidas en el pasado… O en la actualidad. Que, sin ir más lejos, Qatar ha anunciado que quien luzca una bandera de arco íris durante la celebración del próximo Mundial de fútbol se enfrentará a cárcel de 7 a 11 años. Por esta efeméride, muchos sitios web están recordando algunas series y momentos que marcaron esta lucha en nuestra televisión. Y en ese sentido, yo quiero romper una lanza por La casa de tu vida, un reality que Telecinco estrenó en el ya lejano 2004. Un reality que escribió su nombre con letras de oro en la historia de nuestra pequeña pantalla por la visibilidad que dio a las personas LGTBIQ+.

Es frecuente ver en los informativos los problemas que tienen muchos jóvenes, y no tan jóvenes, para acceder a una vivienda en estos tiempos que corren. Hace 18 años, la cosa tampoco era mucho más fácil, y con esa perspectiva, Telecinco organizó un reality llamado La casa de tu vida. En él, un grupo de parejas (que podían serlo sentimentalmente, o solo amigos) debían unir sus esfuerzos para construir un chalet, y la mejor de todas ellas, elegida por la audiencia, se llevaría de premio una réplica de la vivienda en la que habían estado trabajando.

En su primera edición, Telecinco incluyó a una pareja gay, Juanma y David. Dos andaluces que se metieron a la audiencia en el bolsillo con su forma de ser, generalmente llena de humor. Salvo que les tocasen las narices, claro. Aquella pelea a gritos de Juanma contra otros compañeros diciendo “vergüenza de tus hijos” fue un momentazo que seguro que muchos recuerdan.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Juanma y David fueron prácticamente unos pioneros en el mundo de los realities, pues generalmente, la gente no compartía su homosexualidad, quizá por vergüenza, por miedo al qué dirán, o para evitar problemas en casa (que no pocos jóvenes siguen siendo expulsados de su hogar por su condición). Por ejemplo, en las primeras ediciones de Operación Triunfo hubo concursantes homosexuales, pero el primero que habló abiertamente de su orientación no llegó hasta la tercera temporada, en 2003, con Israel. En Gran Hermano no hubo un concursante que entrase a la casa de Guadalix de la Sierra fuera del armario hasta su séptimo año, en 2005. Fue Arturo, el mexicano.

Cuando entraron en La casa de tu vida, esta pareja de andaluces vivía su amor libremente, pero no podía oficializarlo de cara a la ley. España todavía discriminaba a las personas homosexuales: solo podían contraer matrimonio un hombre y una mujer, exclusivamente. Ellos, como tantos otros, estaban avocados a vivir su amor en un eterno noviazgo. La legislación no cambió hasta el año julio del año siguiente, en 2005, cuando se aprobó el matrimonio igualitario.

Uno de los aspectos más valiosos de Juanma y David en La casa de tu vida era su naturalidad, en todos los aspectos. No encajaban con el perfil que proyectaban muchas series y películas sobre los hombres homosexuales, con un gran culto al cuerpo y una belleza cegadora. Juanma era gordito, y David, más bajo que su cónyuge. Eran personas normales y corrientes, los hijos de cualquier vecino, y eso ayudó mucho a normalizar la presencia de homosexuales en la televisión, sin tener que esconderse, sin utilizar eufemismos para catalogar su relación.

Entre ellos el cariño estaba en cada gesto, y más de una vez, el uno al otro se llamaba “maricón”. Una palabra con la que se ha insultado durante años a muchos de nosotros, y que, gracias a la resiliencia, hemos sabido reapropiarnos para que no resulte dañino. Un detalle que merece la pena destacar es que ellos fueron de los primeros chicos en besarse ante las cámaras de televisión, algo que no solía suceder ni siquiera en las series. En una entrevista en Vanity Fair, un guionista de Al salir de clase contó cómo la propia Telecinco prohibía que la pareja formada por Santi y Rubén se besasen, aunque las formadas por chicos heterosexuales sí pudieran hacerlo.

Como decimos, en España quedaba mucho por delante en la lucha de derechos para personas como estos dos concursantes, pero el público los recibió con los brazos abiertos. Semana a semana continuaban en la competición, y al final, fueron los elegidos por la audiencia para llevarse una casa valorada casi en 800.000 euros. Era una señal clara de que la sociedad estaba cambiando.

Como sucede en tantos casos, el amor entre ellos no duró eternamente. Ambos se encargaron de airear su ruptura en los platós de Telecinco, y no se guardaban demasiado buen recuerdo. Cosas que pasan en todas las casas.

31 de enero de 2007. Madrid, España. Retrato del presentador de televisión Jordi González durante la presentación del programa de televisión 'La casa de tu vida' del canal Cuatro tv. (Foto de José R. Aguirre/Portada/Getty Images)
31 de enero de 2007. Madrid, España. Retrato del presentador de televisión Jordi González durante la presentación del programa de televisión 'La casa de tu vida' del canal Cuatro tv. (Foto de José R. Aguirre/Portada/Getty Images)

Y hablando de casas, la vivienda que ganaron acabó a la venta. Era una construcción excesivamente grande, de 550 metros cuadros, distribuidos en 240 de vivienda y un invernadero, además de una zona de jacuzzi cubierta. Unas instalaciones muy caras de mantener, y eso sin contar el tema de los impuestos.

Destacar, por último, que La casa de tu vida tuvo una segunda edición, y una tercera, en 2007, que resulta bastante olvidada. En aquella temporada participó una pareja lésbica, Elisabeth y Mónica. Sin embargo, la audiencia estaba cansada del formato, y tuvo que ser cancelado a las pocas semanas de arrancar.

Ellas no tuvieron la suerte, pues de repetir la hazaña de Juanma y David. Con su concurso nos divirtieron y enternecieron, y además, ayudaron a escribir el nombre de La casa de tu vida en la historia LGBTIQ+ de nuestra televisión.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente