Boris Johnson sugiere que la UE tendría parte de culpa en un Brexit sin acuerdo

Por Anna CUENCA
1 / 6
Boris Johnson se dirige a las bases de su Partido Conservador durante un acto de cara a la elección del nuevo jefe de la formación y primer ministro británico, el 17 de julio de 2019 en Londres

Boris Johnson, el favorito para ser el próximo primer ministro británico, dio a entender este miércoles que la Unión Europea (UE) sería en parte responsable si la salida de Reino Unido del bloque se realiza finalmente sin un acuerdo.

Johnson, exalcalde de Londres y excanciller, y Jeremy Hunt, el actual ministro de Relaciones Exteriores, respondieron este miércoles en Londres a las preguntas de las bases de su formación sobre el Brexit, en el último de sus debates antes de que se sepa cuál de los dos sucederá a Theresa May en las riendas del Partido Conservador británico, el gobierno y la negociación del Brexit .

Los 160.000 miembros de la formación tienen hasta el lunes para elegir a uno de los dos y el resultado se anunciará un día después.

El miércoles 24, Reino Unido tendrá a un nuevo jefe de gobierno tras la decisión de May de dimitir, ante su incapacidad para que Parlamento británico aprobase el Tratado de Retirada que negoció con Bruselas.

La Unión Europea ha dicho en reiteradas ocasiones que no está dispuesta a renegociar el texto, pero en los últimos días ambos candidatos se mostraron tajantemente en su contra.

Boris Johnson, el primero en expresarse, prometió buscar ya durante el verano una renegociación del acuerdo del Brexit, que estaba previsto inicialmente el 29 de marzo pero fue pospuesto hasta el 31 de octubre.

"Donde hay voluntad, hay una solución", declaró el exalcalde de Londres ante unas 2.500 personas, advirtiendo al bloque europeo que su rechazo a renegociar tendrá consecuencias.

"Si no cambian ni un punto ni una coma del acuerdo de salida", dijo Johnson, "a nosotros evidentemente no nos quedará otra opción que prepararnos para salir en condiciones diferentes".

"Y es lo que haremos", garantizó, en referencia a una salida sin acuerdo, sinónimo del regreso de las aduanas.

- "Cambios profundos" -

El temor a este escenario volvió a provocar una caída de la libra esterlina, que este miércoles alcanzó nuevos mínimos ante el euro y el dólar.

Para ilustrar lo que consideró "los excesos regulatorios devastadores de la UE", Johnson enarboló un arenque ahumado, envuelto en plástico, y criticó el hecho de que ahora debe venderse con hielo.

El candidato explicó que ese arenque ahumado se produce en la isla de Man, un territorio de la Corona Británica que no pertenece a la UE, pero que debe aplicar las reglas comunitarias para poder comerciar con el bloque europeo.

Hunt, por su parte, consideró necesario realizar "cambios profundos" en el acuerdo negociado con Bruselas.

En una declaración en la que parecía estar reconociendo su derrota por adelantado, Hunt afirmó que "sería un gran honor servir a Boris", algo que muchos comentadores interpretaron como una voluntad de mantener su cartera de Relaciones Exteriores en el próximo gobierno.

Los dos candidatos se mostraron de acuerdo sobre la cuestión de la denominada "salvaguarda irlandesa", que quieren eliminar del acuerdo de salida.

Se trata de un dispositivo de último recurso para asegurarse de que, si no se encuentra una solución mejor, no se volverá a instaurar tras el Brexit una frontera entre la República de Irlanda --país miembro de la UE-- y la provincia británica de Irlanda del Norte, que podría amenazar el frágil acuerdo de paz que en 1998 puso fin a cuatro décadas de sangriento conflicto.

El mecanismo acordado por May con Bruselas consiste en mantener a Irlanda del Norte bajo las reglas del mercado único y a todo Reino Unido en una unión aduanera con Europa, lo que los partidarios del Brexit rechazan con furor.

- "Teníamos un buen acuerdo"

La alemana Ursula von der Leyen, elegida el martes a la cabeza de la Comisión Europea, dejó claro que "el Tratado de Retirada concluido con el gobierno del Reino Unido aporta seguridad mientras que el Brexit crea incertidumbre".

Von der Leyen se declaró no obstante "dispuesta" a aplazar de nuevo la fecha de salida del Reino Unido si hay una "buena razón" para ello.

Una opción a la que se opone Boris Johnson, para quien Reino Unido saldrá de la UE el 31 de octubre, con o sin acuerdo.

"Sigo creyendo que la mejor solución para el Reino Unido es abandonar la Unión Europea con un acuerdo (...) y que teníamos un buen acuerdo", afirmó el miércoles May al término de una conferencia sobre política nacional e internacional, uno de sus últimos actos antes de dejar Downing Street.

Johnson, una de las figuras claves del referéndum de 2016 en que el Brexit se impuso por 52%, está incluso considerando, según medios británicos, terminar la sesión parlamentaria intempestivamente en octubre para evitar que los legisladores le impidan, llegado el caso, llevar a cabo una salida brusca de la UE.