La bola de cañón marciana que hace alucinar a los ufólogos

En la imagen, la roca esférica (o bola de cañón) que ha hecho “alucinar” al cazador de OVNIS Scott C. Waring (crédito: NASA).

Es bien sabido que hay todo un ejército de amantes de lo paranormal observando las fotos captadas en el planeta rojo por los robots de la NASA. Eso hace que de tanto en tanto una piedra con una forma curiosa (aquí varios ejemplos) despierte la imaginación de estos amantes de las conspiraciones, que creen ver en ellas señales de otras civilizaciones.

Esta misma semana hemos tenido un típico ejemplo, que debemos al prolífico cazador de OVNIs Scott C. Waring, quien desde su web UFO Sightings Daily, ha afirmado que la roca aparentemente esférica que veis en la imagen es una bala de cañón, lo cual aparentemente probaría que en la antigüedad Marte estaba poblado por una raza belicosa, que desapareció del planeta a causa de una guerra devastadora.

¿Todo esto con la simple visión de una forma redondeada en una foto? Pues si, eso y más. El “asombroso” Waring afirma sin ponerse colorado que la bola cuya imagen ha captado el Curiosity está hecha de metal y que tiene el tamaño de una bola de sóftbol, de modo que: “esto prueba al 100% que en Marte hubo un guerra”. No contento con el atrevimiento, añade que los otros trozos de roca diseminados alrededor de su bola de cañón son fragmentos de algún objeto fabricado por la civilización que un día prosperó sobre Marte.

Desconocemos la sustancia que ha fumado Waring para declarar toda esta sarta de tonterías, pero seguramente tiene un alto poder alucinógeno, ya que sus elucubraciones han ido aún más lejos. En su opinión esta bola de cañón es solo una de las muchas que se lanzaron sobre Marte desde el espacio con la intención de eliminar la atmósfera marciana. La guerra consiguió su propósito, lo cual dio como resultado la destrucción de la vida en el planeta. ¡Demencial!

Lástima que la NASA haya explicado en varias ocasiones el fenómeno que da lugar a estas esferas minerales, que se forman mediante un proceso llamado concreción en el cual los minerales se precipitan formando una burbuja en el interior de una roca sedimentaria, cuando esta se crea en el fondo de algún cuerpo de agua. Como las rocas sedimentarias son relativamente blandas en comparación con los minerales, con el tiempo cuando el agua se seca, lo que quedan son las bolas perfectamente esféricas. Este fenómeno de hecho ayudó a probar la pasada existencia en Marte de masas de agua.

En fin, mucho más interesante que esta “película” que se ha montado un ufólogo de pacotilla, Marte nos ha traído noticias serias recientemente, como la que prueba que las lombrices terrestres podrían reproducirse en el suelo del planeta rojo. Sin duda todo un notición de cara al futuro aprovechamiento agrario por parte de los astronautas que allí se establezcan.

Seguramente Elon Musk estará atento a noticias alentadoras como esta. Recordemos que según su visión, este emprendedor cree que en solo unos años habrá un millón de humanos viviendo en el cuarto planeta del sistema solar.

Me enteré leyendo Techtimes.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines