La bebida alcohólica con la que se saltan las normas de los festivales a la torera

·3 min de lectura

A cualquier aficionado a los festivales de música le sonará la historia: no se puede entrar con bebida -salvo botellas de agua, eso sí sin tapón- al interior del recinto. Esto hace que todos aquellos que hacen cola para acceder tomándose un refrigerio para sofocar el calor tengan que desprenderse de la lata o botella antes de pasar al recinto... La cosa cambia en el caso de los alimentos: estos sí están permitidos. ¿Qué quieres llevarte un bocata? ¡Adelante! ¿Un táper con lentejas? ¡Claro que sí! Lo que sea mientras no sea líquido. Estas son normas de tipo general que se dan en los festivales de música, similares a las que se dan en parque de atracciones y cines, por ejemplo.

Agua Bendita, la bebida alcohólica que logró colarse en un festival disfrazada de helado. Foto: Agua Bendita
Agua Bendita, la bebida alcohólica que logró colarse en un festival disfrazada de helado. Foto: Agua Bendita

Agua Bendita, marca de Barcelona, ha una creado una bebida con la que han sido capaces de acceder a conciertos y festivales en España, saltándose las normas de estos a la torera. Lo han hecho, además, con una bebida alcohólica. Pertenece a la categoría de las bebidas llamadas hard seltzer, agua carbonatada con baja graduación, 4,5% en concreto. Esto la convierte en la bebida alcohólica con menos calorías del mercado, unas 25 kilocalorías por cada 100 mililitros, la mitad que una cerveza aproximadamente.

¿Cómo lo han hecho? Según cuentan, la idea nació de la frustración de no poder estar presente en los grandes festivales de España al no contar con el presupuesto necesario para ello. Ellos denuncian trabas a "las marcas pequeñas con menos recursos" para poder estar oficialmente en el recinto. Para ello, "colaron" le bebida dentro convertida un helado: Agua Bendita congeló su producto para así convertirlo en un elemento "no sospechoso" con el que poder entrar en el recinto sin ningún tipo de problemas. 

Agua Bendita ha colgado un vídeo en YouTube en el que, efectivamente, se ve como los encargados de controlar el acceso al recinto obligan a dejar latas de cerveza pero dejan pasar a los asistentes que llevan Agua Bendita en formato congelado. "Hubo cacheos, revisiones de mochilas, muchas bebidas se quedaron fuera... pero no la nuestra", explican, añadiendo que incluso sedujeron a los "trabajadores del festival", que no dudan en posar con la bebida congelada en el interior del recinto en el vídeo

Efectivamente, si leemos las condiciones de acceso y estancia del festival Cruïlla podemos leer en la cláusula siete que "no se admite la entrada de ningún tipo de bebida, envase ni objeto que la organización considere peligroso o nocivo". La organización de consumidores FACUA ha manifestado en más de una ocasión que los festivales de música no pueden prohibir a los asistentes entrar con bebida a pesar de que es una costumbre extendida en prácticamente todos los que celebran en la península. La pregunta es, si los chicos de Agua Bendita han abierto el melón de buscarse las vueltas para lograr 'colarse' en un festival, ¿pondrán nuevas cláusulas a partir de ahora los festivales o habrá nuevas marcas buscando fórmulas audaces para burlar las restricciones? La respuesta a esta pregunta seguramente la tendremos en los próximos meses... 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente