La autopsia de Gabriel indica que fue estrangulado el día de su desaparición

 

Gabriel Cruz, cuyo cadáver fue encontrado este domingo

La autopsia realizada al cadáver de Gabriel Cruz ha desvelado que murió estrangulado el mismo día de su desaparición, el pasado 27 de febrero, han indicado fuentes de la investigación. Cuando fue encontrado el cuerpo tenía restos de tierra, según han señalado las mismas fuentes.

La Guardia Civil encontró ayer el cuerpo de Gabriel en el maletero del coche que conducía Ana Julia Quezada, la pareja de su padre, quien fue detenida.

Se trata de una de las pruebas clave para los investigadores, que, si bien no descartan ninguna hipótesis, creen que la principal sospechosa actuó sola.

También será fundamental la declaración que preste la detenida ante la Guardia Civil, así como la inspección que se está haciendo en la finca de Rodalquilar, en Níjar, en la que se encuentra el pozo en el que supuestamente Quezada ocultó el cuerpo de Gabriel hasta que este domingo lo sacó y lo cargó en su maletero.

Las horas previas a la muerte

Las autoridades tratan de recrear en estos momentos la sucesión de los hechos. Los vecinos recuerdan cómo el mismo día de su muerte, Gabriel estuvo jugando en casa de Rosa con los nietos de ésta hasta las doce, cuando fue a llevar pan a la casa de su abuela y se quedó allí para ir con la familia a realizar unas compras a la localidad vecina de Campohermoso.

La familia comió en Las Hortichuelas y sobre las tres y media de la tarde, cuando sólo quedaban en la casa el niño, su abuela y Ana Julia, éste dijo de volver a casa de sus primos para jugar con ellos.

Los mismos testigos Afirman que la abuela salió a tirar unos desperdicios, que Ana Julia también fue al exterior de la casa y estuvo hablando por el móvil y que poco después se fue en su coche a la localidad nijareña de Rodalquilar, según dijo, a limpiar una casa de su actual pareja y padre del menor. A partir de ahí, no se supo más.