La Audiencia de Barcelona ordena investigar la muerte de 10 enfermos del corazón en lista de espera

¿Murieron 10 enfermos del corazón por culpa de los recortes? Lo denunció Manuel Galiñanes, exjefe de cirujía cardiovascular de la Vall de Hebron. Pero la fiscalía y el juez instructor desoyeron su demanda. Argumentaron que los recortes no podían ser objeto de un juicio penal. Ahora la Audiencia de Barcelona les quita la razón y no sólo va a investigarlo, sino que afirma que los recortes pueden constituir un delito de homicidio por omisión o imprudencia. "No podemos compartir que las decisiones políticas no tengan consecuencias penales" dice el auto. Galiñanes advirtió al gerente del hospital, hasta en cuatro ocasiones, que la falta de camas y quirófanos ponía en peligro la vida de sus pacientes. Fue destituido a los cincos días de trascender su denuncia al Síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán. Asegura que el hospital pasó de programar 15 intervenciones diarias a dos o tres por semana. Así, la espera para ser operado superaba los 90 días, el tiempo límite marcado por los cardiólogos. Algunos esperaron hasta 120 días.La Vall de Hebrón lo niega, y por ahora, no ha querido valorar la decisión de la Audiencia. 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines