La ambiciosa reforma fiscal de Trump se topa con las críticas del Congreso

Otro gran anuncio de la administración Trump, ¿pero es realista?

El Gobierno estadounidense ha presentado la reforma fiscal más importante de los últimos 30 años, con grandes bajadas de impuestos tanto para las empresas como la ciudadanía. En resumen: cortar y simplificar.

Steve Mnuchin, Secretario del Tesoro de EEUU:

“ Nuestro objetivo es hacer de los negocios en Estados Unidos los más competitivos del mundo. En estos momentos tenemos un impuesto de sociedades del 35%, que quizás sea el impuesto corporativo más complicado e ineficaz del planeta”

El recorte más espectacular es para las empresas. Donald Trump propone reducir el impuesto de sociedades del 35 al 15%. Además ofrece un tipo aún más competitivo para las compañías que decidan repatriar los beneficios colocados en el exterior, aplicable una sola vez. La reforma busca acelerar el crecimiento del 2% al 3% y crear empleos.

Segundo gran capítulo, la simplificación de los tramos en la declaración de la renta, que pasan de siete a tres tipos: 10, 25 y 35%. Aunque no se ha precisado el baremo para entrar en una u otra categoría.

Esta es la teoria, porque en la práctica la reforma tiene pocas posibilidades de salir adelante. La oposición demócrata se opone a ella porque cree que no beneficia al ciudadano medio. Y muchos republicanos la rechazan porque temen un enorme agujero en las cuentas públicas.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines