La aldea modelo del presidente chino deja atrás la miseria

Por Ben Dooley
1 / 4
Vista de un mural que muestra al presidente chino, Xi Jinping, visitando a los residentes del pueblo de Zhangzhuang, en el municipio de Lankao, China, el 28 septiembre de 2017

Cuando Xi Jinping visitó Lankao en 2014, este cantón rural chino era conocido por su miseria y por el funcionario muerto como un héroe intentando erradicarla. Ahora ha salido del umbral de la pobreza, justo a tiempo para el gran congreso del partido en el poder.

Con sus calles asfaltadas, su asociación de vecinos nueva y hasta un monumento en recuerdo de la visita presidencial, el pueblo de Zhangzhuang, en el corazón del cantón, se ha convertido en un símbolo nacional de la lucha contra la pobreza en el campo, a la que Xi Jinping quiere poner fin antes de 2020.

El retrato del presidente chino está omnipresente en el cantón, del que se ocupó directamente, convirtiéndolo en un escaparate de su política y en ejemplo de cara a la apertura del decimonoveno congreso del Partido Comunista Chino (PCC) el próximo 18 de octubre.

Lankao, en la provincia superpoblada de Henan, vivió mucho tiempo en la miseria, de lo poco que daban las parcelas de maíz, trigo y cacahuetes.

Xi eligió este cantón, entre otros motivos, por su vínculo con Jiao Yulu, considerado un héroe nacional tras morir en 1964 por agotamiento ayudando a los campesinos a salir de la pobreza.

La visita del presidente "nos animó e inspiró", resume Wang Qifu, un responsable local.

Una ayudas sociales mejor gestionadas y microcréditos permitieron a las familias aumentar sus ingresos comprando ganado y equipamiento, aseguran las autoridades.

- Pobreza -

A escala nacional, China ha sacado a 700 millones de personas de la pobreza desde el lanzamiento de reformas económicas en 1978, según cifras gubernamentales.

Aunque la mejora en el cantón de 760.000 habitantes es palpable desde 2014, los campesinos de las afueras de Zhangzhuang siguen viviendo en casas destartaladas, lo que ilustra las desigualdades en el desarrollo económico de China.

"Aquí no hemos visto ningún cambio", declara a la AFP una anciana que no quiere dar su nombre. "La gente que tiene relación con las autoridades del pueblo han salido de la pobreza. Los demás no".

Otros habitantes se sienten igual de pobres que antes; para ellos ganar más conlleva irse a trabajar a la ciudad.

El cantón alienta a las cooperativas a plantar cultivos más rentables, como melones, y a construir zonas industriales. Lankao también erigió varios monumentos en honor a Jiao Yulu, con la esperanza de fomentar el llamado "turismo rojo".

Peng Biao, un directivo de 27 años, abrió con su mujer un pequeño restaurante a orillas del río Amarillo, para aprovechar el auge turístico. Tres platos valen unos 40 yuanes (5 euros), o sea casi una semana de salario medio en su aldea.

Lankao se ha desarrollado mucho, asegura este joven, pero sin creación de empleo "no será más que una burbuja". "En apariencia, la gente parece acomodada. Pero en realidad no tiene un centavo en el bolsillo".

- 'Un obstáculo' -

El abismo entre ricos y pobres "se ha vuelto alarmante", recalca Cheng Li, experto del grupo de reflexión Brookings Institution, con sede en Washington. "El problema del apogeo económico chino es que las disparidades económicas son un obstáculo para el desarrollo", estima.

Alrededor de 43,3 millones de chinos siguen viviendo por debajo del umbral de pobreza nacional, fijado en 2.300 yuanes anuales (296 euros, 350 dólares). Lankao está a 386 euros (456 dólares) pero el cantón sigue, según criterios del Banco Mundial, en situación de "pobreza extrema".

Y el objetivo de Xi Jinping de alcanzar "una sociedad medianamente acomodada" antes de 2020 es de difícil aplicación en Lankao.

Wang, el responsable local, es de este parecer: "En otros lugares no es quizá un problema. Pero nosotros acabamos justo de salir de la pobreza".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines