La abolición de las armas nucleares podría realizarse "rápido", dice la ICAN

Por Nina LARSON
1 / 2
Beatrice Fihn, directora ejecutiva de la ICAN, en entrevista con la AFP el 30 de noviembre de 2017 en Ginebra

Los activistas antinucleares que recibirán el próximo fin de semana el premio Nobel de la Paz 2017 esperan que un nuevo tratado para la prohibición del arma nuclear permita relegar rápidamente la bomba a los confines de la historia.

En una entrevista previa a la ceremonia del 10 de diciembre, la responsable de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) Beatrice Fihn recordó que la actitud respecto a otras armas y comportamientos nocivos habían cambiado de un día para otro tras su prohibición.

Pese a la crisis que opone a Estados Unidos y Corea del Norte, que provocó la amenaza nuclear más grave en décadas, Fihn dijo a la AFP que la abolición rápida de las armas nucleares era "muy realista".

La ICAN, que lleva años alertando del peligro que constituye este tipo de armas, registró una importante victoria cuando Naciones Unidas aprobó en julio un nuevo tratado que las prohíbe.

El documento, adoptado por 122 países a pesar de la oposición de potencias nucleares, podría tardar años en entrar en vigor, pues tiene que ser ratificado antes por, al menos, 50 firmantes. Pero Fihn está convencida de que ya ha tenido un impacto en la opinión pública respecto a las armas nucleares.

Sentada en la exigua oficina del ICAN en Ginebra, esta sueca de largo cabello rubio y sonrisa cálida pone como ejemplo el rápido cambio de actitud frente al tabaco.

"No nos quedamos sentados a esperar que los fumadores dejaran de fumar. Lo prohibimos en el interior y tenían que salir si querían seguir fumando", recordó.

"En la actualidad, nos parece ridículo pensar que estábamos sentados en los despachos y que fumábamos. Es algo verdaderamente de locos", afirmó.

"Creo que podría pasar algo parecido con las armas nucleares. Diez años más tarde, no podremos imaginar que hubiéramos aceptado eso".

- 'Ventana de oportunidad' -

Fihn cree que el tratado de prohibición y el premio Nobel para la ICAN abrieron una "ventana de oportunidad" para cambiar el punto de vista sobre las armas nucleares.

Mencionando las amenazas de intervención militar del presidente estadounidense, Donald Trump, contra Pyongyang, Fihn consideró la situación "extremadamente preocupante" y advirtió contra el aumento del "riesgo de accidente o de error de cálculo".

"Podemos elegir entre acabar con las armas nucleares o dejar que esas armas acaben con nosotros".

"Creo que si te preocupas al ver a Donald Trump con un acceso a las armas nucleares y con la capacidad de [...] destruir el mundo, entonces te preocupan las armas nucleares", añadió.

Además, juzgó ridícula la afirmación de los nueve Estados que poseen la bomba atómica de que este armamento disuada los conflictos y promueva la paz.

"El gran problema de la teoría de la disuasión es la idea de que si amenazamos con cometer más muertes, masacres, matanzas ciegas, la paz se impondrá de un modo u otro", subrayó.

Ha llegado el momento, según ella, de dejar de considerar a las armas nucleares como "una herramienta de poder mágica" que algunos países quieren poseer para "sentirse más importantes", mientras que en realidad son armas de destrucción masiva.

- 'Ingenuo' -

Fihn no esconde su frustración respecto a Estados nucleares que a menudo tildan de "ingenuos" los esfuerzos para prohibir esas armas.

"Creo que es más bien lo contrario. Es ingenuo pensar que nueve Estados pueden poseerlas y no el resto del mundo".

"Es ingenuo creer que podemos tener 15.000 armas nucleares y que estas no se utilizarán nunca", agregó.

Fihn opina que su pequeña organización y los cientos de grupos antinucleares que ayuda a coordinar por todo el mundo ya han cumplido una labor increíble.

"Los mayores países del mundo, los países militarmente más potentes, los países más ricos han intentado impedir [nuestro trabajo] y han trabajado activamente contra nosotros, y nosotros lo hemos hecho a pesar de todo".

"Esperemos que eso dé ganas a otras personas de movilizarse contra las armas nucleares y contra otros temas. El cambio es posible".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines