La última ‘droga’ de moda: esnifar cacao

La droga de moda entre los jóvenes que van de fiesta a los clubs de música tecno de Europa no es ni la ketamina, ni el éxtasis, ni ningún compuesto químico sintético. La última moda en sustancias para evadirse de la realidad está en muchos armarios de cocina de cualquier casa: chocolate en polvo. Pero los clubbers no ingieren esta delicia a cucharadas ni mezclada con leche. Su forma de consumo es de lo más original: por la nariz, esnifada.

Al parecer, los que han probado este sistema inusual aseguran haber experimentado una gran sensación de euforia. Pero también los hay los que toman cacao en píldoras o incluso en batido, pero en cantidades casi industriales: así consiguen potenciar el efecto excitante del chocolate.

Según informa el Daily Mail, en Berlín se organiza una fiesta mensual llamada Alchemy Eros dedicada al consumo de cacao mientras suena atronadora música tecno. En ella no se sirve alcohol y las demás drogas están perseguidas. Una de las organizadoras, una mujer llamada Lucid, asegura que el público baila completamente feliz y se siente muy sano tras consumir chocolate.  “En la fiesta tenemos artesanos que preparan medicinas naturales, batidos de superalimentos, cocina vegetariana, pócimas de hierbas y mucho más”, explica.

El cacao hace que el cuerpo segrege más endorfinas, la llamada hormona de la felicidad, que relaja y a la vez produce una sensación de euforia y llena de energía. Además tiene una gran cantidad de magnesio, que ayuda a los músculos a relajarse. El chocolate negro también es un potente vasodilatador que hace hace que el oxígeno llegue mejor a las células y por tanto, haga que los músculos funcionen mejor.

Los consumidores de esta sustancia por vía nasal utilizan inhaladores o la esnifan tras formar un pequeño montón de polvo con ella. Aunque también hay expertos que se han creado sus propios aparatos para recibir una dosis instantánea de manera rápida y eficaz.

Uno de ellos es el creado por Dominique Persoone, un chocolatero belga que lo creó para una fiesta organizada por los Rolling Stones en el año 2007. Cada uno de sus aparatos se vende por 45 euros y en su caja hay una pegatina que advierte que el excesivo consumo de cacao por la nariz puede causar daños en esa zona del cuerpo. Aunque el propio Persoone asegura que tomar chocolate así es perfectamente seguro.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines