López Obrador visita Zacatecas, epicentro de una ola de violencia macabra

·2 min de lectura

Ciudad de México, 24 nov (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, visitó este miércoles Zacatecas, estado del centro-norte que se ha convertido en epicentro de una ola de violencia macabra en los últimos meses, con ejecuciones, cuerpos colgados y municipios sin policías.

Apenas horas antes de su visita, por la mañana, aparecieron ocho cuerpos colgados en puentes y árboles de Fresnillo, el municipio con mayor percepción de inseguridad del país, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que informa de que 94,3 % de su población se siente insegura.

Zacatecas es el séptimo estado con más asesinatos absolutos en lo que va del año, al acumular 1.361 homicidios de enero a octubre.

Además, registros periodísticos anotan cerca de 440 asesinatos, incluyendo casi 60 cadáveres colgados, desde que David Monreal, del oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), asumió la gubernatura el 12 de septiembre.

López Obrador atribuyó la violencia a "un enfrentamiento de grupos", por lo que justificó su respaldo a Monreal, quien es hermano del alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal, y del líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, quien aspira a ser presidente en 2024.

El mandatario acudió con "todo el gabinete del Gobierno federal" para "reforzar todo el plan de seguridad en Zacatecas".

Por la noche, López Obrador, durante la presentación del Plan de apoyo a Zacatecas, se dijo comprometido a visitar el estado por la etapa que se vive.

"Estamos dando atención especial a los jóvenes (...) esto es fundamental porque hay que quitarle el semillero, el ejército de reserva a los delincuentes, esa es al mejor forma de enfrentar el grave problema de la inseguridad y la violencia, desde luego esto lleva tiempo", expuso.

Especialistas coinciden en que, por su ubicación geográfica, el estado es territorio de disputa entre los cárteles de Sinaloa, del Noreste y el de Jalisco Nueva Generación (CJNG), considerado el más peligroso del país.

En casi una decena de municipios, los policías locales han renunciado por la violencia.

La inseguridad también ha provocado que los gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro, y de Durango, José Aispuro Torres, hayan ordenado "blindar" sus fronteras con Zacatecas.

Pero el gobernador Monreal ha acusado a sus vecinos de "sembrarle los muertos",según denunció el viernes pasado.

Las muertes ocurren pese a que el Gobierno de México presumió este lunes de una reducción nacional del 3,9 % anual en los homicidios en los primeros 10 meses del año, cuando registra 28.101.

México ha registrado los años más violentos de su historia en los primeros dos años de mandato de Andrés Manuel López Obrador, con 34.690 víctimas de asesinato en 2019 y 34.558 en 2020.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente