Líderes de la UE buscan cerrar filas para hacer frente a China y EEUU

·3 min de lectura

Los líderes de la Unión Europea (UE) iniciaron este martes una difícil discusión sobre el lugar de Europa en el mundo, mientras buscan hilvanar la unidad interna sobre cómo abordar los lazos con China y Estados Unidos.

Para los 27 jefes de estado y de gobierno se trata del primer encuentro personal desde el caos de la salida aliada de Afganistán y la agria controversia diplomática que envolvió a Francia, Estados Unidos y Australia por la negociación de submarinos.

Si bien no se espera un resultado concreto de la reunión, "esta será la primera vez que los líderes se reúnen desde junio, y con todo lo que ha sucedido, eso parece hace mucho tiempo", dijo un alto diplomático de la UE.

Al llegar a la sede de la reunión, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, dijo que es una oportunidad para "tratar del papel de la UE en el escenario internacional, especialmente después de los últimos acontecimientos en Afganistán, el IndoPacífico y nuestras relaciones con China".

"Estamos plenamente comprometidos con un abordaje multilateral, y precisamos aliados fuertes", apuntó

Como observó una fuente diplomática francesa, "sería un error fingir que no pasó nada" en los últimos meses.

Francia dejó en evidencia su furia en septiembre cuando Australia canceló súbitamente un acuerdo multimillonario por submarinos franceses, diciendo que buscaría versiones nucleares estadounidenses, en un contacto de aumento de las tensiones con China.

El caso se convirtió en un espectacular problema diplomático que empañó las relaciones de la UE con Australia y Estados Unidos.

Antes de viajar a Eslovenia, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se reunió con el secretario de Estado, Antony Blinken, en un encuentro que tenía por objetivo calmar las tensiones en la relación bilateral.

Los países de la UE expresaron -cada uno a su manera- su solidaridad con Francia, aunque especialmente los países bálticos y nórdicos se muestran reacios a criticar abiertamente a Estados Unidos, país que consideran la máxima protección contra Rusia.

- Lecciones de Afganistán -

La debacle diplomática por los submarinos se produjo apenas semanas después que Estados Unidos retiró sus tropas luego de dos décadas de presencia en Afganistán, al ver a los talibanes llegar nuevamente al poder y tomar desprevenidos a los europeos.

Bajo los auspicios de la OTAN, los europeos proporcionaron tropas y fueron los principales donantes del régimen afgano derrocado, aunque ya advirtieron que no reconocerán al nuevo gobierno talibán, compuesto en gran parte por extremistas islámicos y sin la presencia de mujeres.

El colapso en Afganistán y la crisis diplomática por los submarinos terminó por dar un nuevo impulso a quienes presionan para que la UE desarrolle sus propias capacidades militares.

La canciller alemana, Angela Merkel, la líder más influyente de la UE durante los últimos 15 años, participará de la cumbre mientras en su país avanzan lentamente las negociaciones para definir el gobierno que la reemplazará.

La estrategia cautelosa y proestadounidense de Merkel ha dominado Europa, y su inminente salida de escena hará que líderes como el francés Emmanuel Macron, el italiano Mario Draghi o el primer ministro holandés Mark Rutte busquen imprimir su huella.

Otro de los temas que seguramente se hará un lugar en la agenda es la crisis desatada por el drástico aumento en los precios de la energía.

España instará a los líderes a dejar de lado la diplomacia y acordar una respuesta audaz de la UE a esta cuestión, una visión que en principio parece encontrar eco en Francia, Grecia y Polonia.

bur-ahg-arp/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente