Líderes de China y la UE buscan definir un acuerdo sobre inversiones

·2 min de lectura
De arriba abajo y de izquierda a derecha, Xi Jinping, Charles Michel, Angela Merkel, Emmanuel Macron y Ursula von der Leyen, durante su reunión por videoconferencia, en una pantalla el 30 de diciembre de 2020 en Bruselas

Los líderes de China y la UE celebran este miércoles una videoconferencia para sellar un acuerdo sobre inversiones, que abriría el mercado chino a empresas europeas a pesar de las preocupaciones con el historial de Pekín en materia de derechos civiles y laborales.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el titular del Consejo Europeo, Charles Michel, participarán de la videoconferencia para definir un acuerdo político después de siete años de negociaciones.

En tanto, China estará representada por el presidente, Xi Jinping.

De acuerdo con una nota del Consejo Europeo, "en paralelo a la reunión institucional China-UE, la canciller [de Alemania, Angela] Merkel y el presidente [de Francia, Emmanuel] Macron mantendrán una reunión con el presidente Xi".

Este pacto sobre inversiones aún requeriría de meses para ser plenamente finalizado y ratificado como texto legal, pero se propone fortalecer los lazos económicos entre las dos partes.

La UE buscó durante años obtener un mayor acceso al enorme mercado interno chino, aunque las carencias de Pekín en materia de derechos humanos y estándares laborales era un permanente obstáculo.

La UE afirma que el Acuerdo Amplio sobre Inversiones es el "más ambicioso" que se ha podido negociar hasta ahora con China.

De acuerdo con el bloque, mediante este acuerdo fue posible hacer que China se comprometa a "esfuerzos continuados y sostenidos" para ratificar la convención internacional contra el trabajo forzado.

En tanto, miembros del Parlamento Europeo expresaron su insatisfacción con el acuerdo, alegando que apenas se limita a aceptar que China haga esfuerzos para ratificar normas laborales internacionales.

Además, las partes buscaron sellar un entendimiento político de principios sobre este acuerdo antes de la llegada del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, a la Casa Blanca.

El presidente estadounidense saliente, Donald Trump, mantuvo una agria disputa comercial con China, y Biden ya dejo claro que estaba atento a la postura de la UE con relación a esta cuestión.

bur-ahg/mar