Líder iraní prohíbe importación de vacunas estadounidenses y británicas contra el coronavirus

·1 min de lectura
Una trabajadora de la salud prepara una inyección para una mujer durante la primera fase de prueba en Irán de una vacuna de fabricación local contra el coronavirus en la capital Teherán, el 29 de diciembre de 2020.

El guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, prohibió el viernes la importación de vacunas contra el coronavirus fabricadas en Estados Unidos y Reino Unido pues considera que podrían servir para "contaminar" a su país.

"Está prohibido importar vacunas hechas en Estados Unidos o en el Reino Unido. No podemos confiar en ellos. No es imposible que quieran contaminar a otras naciones", dijo Jamenei en su cuenta en Twitter en inglés.

Las principales vacunas ya aprobadas en países occidentales, como Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Oxford, han sido fabricadas en Estados Unidos y Europa.

"A la vista de nuestra experiencia con la sangre francesa contaminada con VIH, las vacunas francesas tampoco son dignas de confianza", añadió el mensaje del número uno iraní.

Irán es el país de Oriente Medio más afectado por la pandemia del nuevo coronavirus.

El escándalo de la sangre contaminada en Francia fue un grave caso sanitario que se prolongó durante las décadas 1980-1990.

Centenares de personas en Irán fueron contaminadas por el virus del sida en la década de 1980 con lotes de transfusión sanguínea francesa.

"Si los estadounidenses hubieran producido una vacuna [segura], esta catástrofe relacionada con el coronavirus no se habría producido en su país, donde unas 4.000 personas murieron en un día", declaró por su parte el guía iraní el viernes, mediante un discurso televisado.

mj/elm/bl-jz/eg