Líder de Hong Kong acusa a Washington de aplicar "doble rasero" por las manifestaciones

La jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, acusó este martes a Estados Unidos de aplicar un "doble rasero" por su respuesta a las violentas protestas que sacuden al país, y advirtió que los planes de Washington de imponer restricciones comerciales a la excolonia británica solo afectarían a sus propios intereses.

Hong Kong fue escenario el año pasado durante siete meses de enormes y a menudo violentas protestas prodemocracia, que se saldaron con más de 9.000 detenidos.

Washington ha criticado la respuesta de Hong Kong a las manifestaciones y el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con poner fin al estatus comercial especial otorgado por Washington a este territorio, después de que el Parlamento chino aprobara la semana pasada una ley de seguridad nacional.

El martes, la jefa del gobierno de la región semiautónoma, Carrie Lam, dijo que las medidas de Washington irían en contra de sus propios intereses, y criticó la respuesta de la administración de Trump al mayor estallido de protestas en décadas por la muerte de un ciudadano negro a manos de un policía blanco que se han extendido por varios Estados.

"Hemos visto claramente en las últimas semanas que se aplica un doble rasero", dijo Carrie Lam a la prensa.

"Saben que hay manifestaciones en Estados Unidos y vemos cómo han reaccionado los gobiernos locales. Y en Hong Kong, cuando tenemos protestas, vemos la posición que (los estadounidenses) adoptaron".

Tanto las autoridades chinas como las hongkonesas han aprovechado la respuesta de Estados Unidos a las protestas para justificar la persecución contra las manifestaciones prodemocracia y el proyecto de ley de seguridad nacional.

Esta reacción de Lam tiene lugar en un contexto de fuertes tensiones bilaterales entre Estados Unidos y China en torno a la covid-19, la situación de lo musulmanes uigures en el noroeste del territorio chino y el comercio bilateral.