Kuwait expulsa al embajador de Líbano en solidaridad con Arabia Saudita y su guerra en Yemen

·3 min de lectura

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Kuwait dio al diplomático libanés un plazo de 48 horas para organizar su salida, a la par que llamó a su embajador en Beirut, en rechazo al país que tachó de "absurda" la participación saudita en la guerra en Yemen. Así, la expulsión es una muestra de apoyo a Arabia Saudita, un día después de que Riad y Bahrein hicieran lo mismo con los representantes libaneses en su territorio.

Un nuevo golpe hiere a Líbano, nación que de por sí enfrenta una paralizante crisis política y económica.

Y es que Kuwait ordenó al embajador libanés abandonar su país y llamó a consultas a su propio diplomático en Beirut, en medio de un rifirrafe desatado por los comentarios del ministro de Información de Líbano sobre la participación de Arabia Saudita en la guerra en Yemen.

"En base a los lazos históricos y profundos de Kuwait con el reino hermano Arabia Saudita, el Ministerio de Asuntos Exteriores anuncia que llamó al embajador en Líbano a consultas y ordena la salida del encargado de negocios libanés en el Estado de Kuwait en las próximas 48 horas", señaló el ministerio de Exteriores en un breve comunicado emitido por la agencia estatal de noticias KUNA.

Pocos minutos después, Emiratos Árabes Unidos se unió a la expulsión del representante de Beirut en su territorio, mismo paso que un día antes dieron Bahrein y, por supuesto, Arabia Saudita. De hecho, Qatar se pronunció de igual modo sobre la brecha diplomática, no tomando acciones sino mostrando inquietud para reconstruir los puentes entre "naciones hermanas", tras comentarios "irresponsables".

Como consecuencia, este sábado 30 de octubre el embajador saudita en Beirut, Waleed Bukhari, voló hasta su país, luego de que el Gobierno de Riad lo llamara a consultas. Además, prohibió todas las importaciones desde suelo libanés, en un golpe económico fulminante pues Arabia Saudita ha sido durante décadas un destino de los productos libaneses.

Las naciones del Golfo están actuando así para respaldar a los sauditas y aumentar la presión sobre Líbano. La pequeña nación se encuentra en las garras de una aguda crisis financiera considerada por el Banco Mundial como una de las peores del mundo desde 1850.

Ante este panorama, el Gobierno libanés informó que su primer ministro Najib Mikati ya se puso en contacto con sus homólogos extranjeros y pidió la ayuda de Estados Unidos para tratar de encontrar una solución a la disputa diplomática.

Yemen, el punto de la discordia entre Líbano y los países del Golfo

La ira de Arabia Saudita, seguida del respaldo de sus aliados, estalló luego de que esta semana se revelara una entrevista del ministro de Información de Líbano, George Kordahi, en la que calificó de "absurda" la guerra en Yemen.

El funcionario criticó la intervención militar de los sauditas en dicho conflicto, frente a los rebeldes hutíes que son próximos a Irán, y pidió que sea detenido al mostrarse en desacuerdo con los conflictos entre árabes.

Yemen lleva desangrándose por una guerra civil desde 2014, cuando los rebeldes hutíes respaldados por la República Islámica iraní tomaron el control de Sanaa, la capital, y gran parte del norte del país. La situación obligó al Gobierno reconocido internacionalmente (el del presidente Abd-Rabbu Mansour) a huir hacia el sur y posteriormente a exiliarse en Riad.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, respaldados por Estados Unidos, intervinieron con una coalición militar que lideran en apoyo a las fuerzas gubernamentales contra los hutíes.

Pero el bando pro Gobierno tiene sus propias divisiones internas que prolongan la disputa. Pese a una implacable campaña aérea y combates terrestres, el conflicto se agudiza hasta llegar a un punto muerto que ha generado la peor crisis humanitaria del mundo, según informes de Naciones Unidas.

El conflicto de Yemen es ampliamente visto en la región como una guerra de poderes entre Arabia Saudita e Irán. Mientras tanto, miles de personas han perdido la vida y la nación más pobre de la Península Arábiga ha quedado al borde de la hambruna.

Con Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente