Los kurdos afirman que el EI lanzó un ataque contra sus bases en Al Raqa

1 / 3
EFE/EPA/STR

El Cairo, 9 oct (EFE).- Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) afirmaron hoy que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) lanzó una operación de "gran envergadura" contra bases de esas milicias lideradas por kurdos en la ciudad de Al Raqa, en el norte de Siria.

"Al mismo tiempo que los turcos amenazan con invadir el noreste de Siria, células durmientes del EI lanzaron una operación a gran escala contra bases de seguridad de las FSD dentro de Al Raqa", indicó el portavoz de las FSD Mustafa Bali en la red social Twitter.

Agregó que el ataque del EI no ha sido una operación de "tirar y salir corriendo".

"Entonces ¿quién se ofrece voluntario para pelear con ellos en caso de que conquisten partes de la ciudad si ahora las FSD están ocupadas encargándose de la frontera?", agregó.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dos suicidas pertenecientes a células del EI lanzaron un ataque a medianoche contra un punto de seguridad de las FSD en Al Raqa, lo que originó un enfrentamiento que duró 75 minutos y en el que se emplearon granadas.

Finalmente, los dos suicidas hicieron detonar sus explosivos sin causar víctimas.

El Estado Islámico no ha reivindicado la autoría de este atentado por el momento.

Se trata del primer atentado de los yihadistas tras la decisión de Estados Unidos el domingo de retirarse de la "zona segura" ante una inminente ofensiva turca, una decisión que ha sido rechazada por las FSD, aliados de Washington en el combate contra el EI en la zona.

Al Raqa fue la capital del autodenominado "califato" del Estado Islámico desde su proclamación en 2014 hasta 2017, cuando fue arrebatada por las FSD al grupo yihadista.

A pesar de que el EI perdió territorialmente esta urbe, que antes del inicio del conflicto en Siria tenía 220.000 habitantes, los atentados y ataques han continuado casi de manera constante en los últimos meses.

Incluso esos atentados se han prolongado tras las derrota territorial del EI en marzo pasado, cuando las FSD conquistaron Al Baguz, la última localidad que quedaba en manos de los yihadistas.