Kuleba transmite en Davos la urgencia de más armas para Ucrania y sanciones para Rusia

·6 min de lectura

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, se va de Davos satisfecho por haber transmitido a los líderes occidentales las necesidades de su país, pero algo decepcionado por no haber obtenido resultados concretos en su petición de armas pesadas y más sanciones a Rusia.

“He mantenido muchas reuniones bilaterales. Dicen que Davos es un sitio donde la gente solo viene a hablar, pero hemos acordado algunas cosas. Sobre todo he venido para transmitir el sentido de urgencia, cuando la ofensiva está creciendo en el Donbás”, dijo Kuleba en una conferencia de prensa en Foro Económico de Davos.

Afirmó que durante sus reuniones en Davos ha expuesto especialmente dos asuntos: la urgente necesidad que tiene Ucrania de recibir armas pesadas y que se impongan nuevas y más severas sanciones contra Rusia.

“En cuanto a las armas, nos hemos enfocado especialmente en los sistemas de lanzaderas múltiples. Las necesitamos. Rusia nos supera en armas pesadas, pero sobre todo en lanzaderas. Por ello, estamos trabajando con muchos países” para obtenerlas.

Acerca de la imposición de nuevas sanciones a Rusia, reconoce que se va “un poco decepcionado de ver como el sexto paquete de sanciones de la UE está aún en el aire por el veto de facto impuesto por Hungría”.

Kuleba también ha tratado esta semana en Davos sobre el problema de la seguridad alimentaria en el mundo.

Qué pasa con los puertos

“Rusia está extendiendo el relato de que hay que culpar del peligro de una hambruna a las sanciones occidentales. Esto es un claro ejemplo de desinformación deliberada. La única razón para este problema es el bloqueo ruso de los puertos ucranianos”, subrayó.

La solución que se está estudiando en diversos foros es la apertura de un paso seguro para las exportaciones de cereal ucraniano. “Lo único que he oído a Rusia sobre ello es decir que aceptaría levantar el bloqueo de los puertos ucranianos si se levantan las sanciones, pero no ha propuesto ninguna iniciativa sobre corredores seguros para las exportaciones”, dijo.

Afirma que “es muy simple: se trata de la seguridad alimentaria por una parte, pero también se trata de la seguridad de Odesa”.

“Teóricamente, si acordamos que haya un paso seguro de barcos mercantes de y hacia el puerto de Odesa para recoger el grano ucraniano y llevarlo al mercado mundial, eso requerirá el desminado del puerto, que por cierto fue minado por los rusos. En principio aceptamos, pero ¿cómo estar seguros de que una vez que creemos el paso seguro y la entrada al puerto esté desminada Rusia no viole ese paso seguro y sus buques militares entran por la noche y atacan Odesa?”, se preguntó.

Dijo que están trabajando con Naciones Unidas para encontrar la forma de abordar esa preocupación de seguridad.

Anoche, el Ministerio de Defensa de Rusia aunció la apertura de corredores humanitarios marítimos para la evacuación de barcos extranjeros de las aguas del mar Negro y el mar de Azov. Según el Centro de Control de Defensa Nacional de Rusia, estas vías de escape estarán garantizadas por las autoridades rusas desde las 8.00 horas hasta las 19.00 horas (hora de Moscú).

El corredor del mar Negro servirá para evacuar las embarcaciones de Jersón, Mikolaev, Chernomorsk, Ochakov, Odesa y Yuzhni; mientras que el del mar de Azov atenderá, principalmente, a los del puerto de Mariúpol, según recoge la agencia rusa Interfax. El alto mando militar ruso ha detallado que en los puertos del mar Negro hay unas 70 embarcaciones de hasta 16 países, a la par que ha denunciado que el Gobierno ucraniano “no permite que los barcos salgan al mar abierto”.

Armas de Alemania

Kuleba tampoco ocultó su malestar con Alemania, que se muestra reacio a suministrar a Ucrania más armas de las reservas de las fuerzas armadas alemanas.

“Apreciamos cada esfuerzo de la diplomacia y del gobierno alemán para encontrar armas pesadas que pueda compartir con Ucrania ”,señaló Kuleba con indisimulada ironía.

“Entendemos que es más difícil para Alemania que para otros países. Lo aceptamos con paciencia estratégica pero no sé por qué es tan complicado” y aclaró que “nuestro sueño son los tanques Leopard”. “Si no tenemos armas pesadas nos van a matar”, espetó.

Si no tenemos armas pesadas nos van a matar

Otro problema que preocupa a Ucrania es la nueva arquitectura de seguridad que se quiere construir y que “requiere garantías para Ucrania”. “Nuestra integración en la OTAN por ahora no ha salido, seguimos pensando en ello, pero necesitamos algo ahora”, subraya.

En ese sentido, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha hablado de que se firme un acuerdo de garantías con diversos países, socios de Ucrania. “La buena noticia es que en principio los socios y amigos de Ucrania han respondido positivamente, pero la mala noticia es que aún no se ha definido qué tipo de garantías. Si no se resuelve este asunto de un modo u otro, siempre habrá riesgo de guerra en Europa, mientras Rusia siga siendo Rusia”, señaló.

Negociaciones de paz

Kuleba dijo que están dispuestos a discutir el plan de paz propuesto por Italia pero no confían mucho en él.

“Damos la bienvenida a todos los planes que no impliquen concesiones territoriales o de nuestra soberanía. Estamos abiertos a discutirlo, pero nosotros ya hemos tenido nuestro Minsk, nuestro grupo trilateral... y todo esto nos ha llevado a donde estamos”, dijo.

Acerca de las negociaciones con Rusia, señaló que Ucrania no tiene “precondiciones para reanudarlas. El problema es que Rusia no manda ningún mensaje de que quieren negociar de buena fe. Per algo en la mesa y decir lo toman o lo dejan no es negociación, es bullying (acoso)”.

ACNUR: ya van 4.000 civiles muertos

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha cifrado también este miércoles en 3.974 los civiles muertos y 4.654 los heridos por ataques y bombardeos en territorio ucraniano desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció una “operación militar especial” en Ucrania el pasado 24 de febrero. En concreto, ha registrado la muerte de 1.497 hombres, 985 mujeres, 91 chicas y 99 chicos, así como 69 menores y 1.233 adultos cuyo sexo aún se desconoce, mientras que, con respecto a los heridos, hay un total de 938 hombres, 619 mujeres, 108 chicas y 130 chicos, así como 164 menores y 2.695 adultos de sexo desconocido.

Por regiones, en el este de Ucrania, en Donetsk y Lugansk, la organización ha cifrado en 2.234 los muertos y 2.638 los heridos. Asimismo, en el territorio controlado por el Gobierno ucraniano se han registrado 2.106 muertos y 2.111 heridos. Además, en el territorio controlado por las tropas rusas ha habido 128 muertos y 527 heridos, mientras que en otras regiones de Ucrania bajo el control del Gobierno ucraniano cuando se produjeron las bajas ―Kiev, Cherkasy, Chernígov, Járkov, Jersón, Mikolaiv, Odesa, Sumy, Zaporiyia, Dnipropetrovsk, Poltava, Rivne, Vinnitsia y Yitomir― hay al menos 1.740 muertos y 2.016 heridos.

ACNUR también ha precisado que más de 6,6 millones de personas han salido de Ucrania, con más de 3,5 millones de llegadas sólo a territorio polaco y a otros países como Rumanía (972.000), Hungría (655.000), Moldavia (474.000) y Eslovaquia (446.000).

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente