El secuestro de otros dos niños en Tenerife revive los fantasmas del caso de Anna y Olivia

·3 min de lectura

A Kristian y Amantia, de 11 y 10 años, su padre se los llevó de Alemania sin permiso de su madre el pasado mes de enero y esta llevaba desde el 7 de agosto sin saber nada de ellos. Las pistas del caso situaban al hombre y sus hijos en Tenerife. Que se tratase de un secuestro parental y que la isla tinerfeña se convirtiese en centro de las pesquisas hizo que la desaparición de estos dos hermanos reviviese en la memoria el caso de las pequeñas Anna y Olivia, asesinadas por su padre, Tomás Gimeno. En el caso de Kristian y Amantia no había razones para pensar que el padre, en busca y captura, hubiese cumplido sus amenazas, algo que finalmente se ha confirmado: el hombre alemán ha sido detenido en Portugal, donde estaba con sus dos hijos, de 11 y 10 años, que también han sido localizados, según han informado fuentes de la Policía Nacional.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos y que ejerce de portavoz de la familia como en el caso de Anna y Olivia, comentaba antes de la noticia de la detención que “la madre ha puesto una denuncia en la Policía Nacional” y que el caso, como la investigación tras la desaparición de Gimeno y sus hijas,”está en manos del juzgado de violencia de género”. De Lorenc Toska se ha dicho que es violento y que tiene antecedentes por malos tratos. Además, Amills ha contado también que habría amenazado a la madre con matar a los niños sin acudía a la Policía.

La relación de la pareja ha sido conflictiva desde hace años y ella ha vivido siempre con miedo a que se llevase a sus hijos, de los que tiene la custodia. “Está muy preocupada, los días pasan y no hay novedades ni avances. Estamos hablando de amenazas muy serias y con antecedentes", ha relatado Amills sobre el estado de la madre, quien, en un carta, ha sentenciado que “no dejará de luchar hasta dar con ellos”. 

Sin poder verles desde enero, ha comentado que en cuanto tuvo noticias de que podrían estar en Tenerife voló hasta la isla para colgar carteles con las fotos de sus hijos por si con ello ayudaba a su identificación y localización. Según publica este medio local, los niños habrían sido vistos en la isla hace solo unos días

“A principios de 2014, el tribunal me otorgó el derecho exclusivo de custodia y determinar el lugar de residencia, pero el padre de los niños tenía sus derechos de visita. Intentó llevárselos una primera vez, pero le pillaron. En enero lo consiguió. Llevo casi 8 meses sin ver a mis hijos”, ha escrito la madre, de origen albanés y residente en Hamburgo. 

La investigación llevó a los agentes al sur de Tenerife en busca de padre e hijos, creyéndose que es ahí donde se habrían instalado, aunque finalmente fue en el país luso donde lo han hallado. La niña habría enviado un mensaje a una amiga diciendo que estaba en un lugar donde todos el mundo hablaba en español. Sin embargo, los últimos datos de la investigación publicados apuntaban a que quizá ya no estuvieran en la isla pese a que hasta hace poco se tenía “el convencimiento de que estaban en Tenerife”. Como así ha sido finalmente.

El pasado mes de junio, a petición de la madre, ambos menores comparecieron en el juzgado para ser explorados. También acudió el padre asegurando ante el juez que estaba dispuesto a devolver los niños. Sin embargo, no solo no lo hizo, sino que desapareció por completo y desde entonces se desconoce su paradero. Eso fue el 11 de junio. El 7 de agosto fue el último día que su expareja pudo hablar con los niños. 

EN VÍDEO | Los familiares del accidente de Spanair: Por primera vez se dan cambios en la seguridad

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente