El Kremlin niega vínculos con el asesinato del georgiano en Berlín

1 / 2
EFE/EPA/CLEMENS BILAN/Archivo

Moscú, 4 dic (EFE).- El Kremlin negó hoy cualquier vínculo del Estado ruso con el asesinato de un ciudadano georgiano de origen chechén tiroteado en agosto pasado en pleno centro de Berlín, y calificó de "absolutamente infundadas" las acusaciones publicadas por medios de prensas alemanes.

"No existe ninguna sospecha seria, y no puede existir. ¿Qué relación puede tener con las autoridades rusas? Se trata de suposiciones absolutamente infundadas", declaró el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov.

La víctima, Zelimkahn Khangoshvili, era un hombre de 40 años que había luchado en la guerra de Chechenia al lado de los rebeldes y posteriormente había formado parte de las fuerzas de seguridad georgianas.

El sospechoso de haber cometido el asesinato es un ruso, inicialmente identificado como Vadím Sokolov, pero que según el portal de investigación The Bellingcat, se llama realmente Vladímir Krásikov y estaría vinculado a otro asesinato muy parecido cometido en 2013 en Moscú.

Spiegel, The Insider y Dossier Center informaron a su vez de que el detenido había viajado a Alemania "bajo una identidad falsa" que según los medios solo podía haber sido creada por las autoridades rusas.

Peskov negó que este asesinato incida negativamente en la entrevista entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, el próximo 9 de diciembre en París, durante la cumbre de líderes del Grupo de Normandía (Alemania, Francia, Ucrania, Rusia) sobre el conflicto en el este ucraniano.

"No tengo nuevas respuestas. No tenemos absolutamente ninguna información sobre el incidente. No tengo nada que añadir", cortó, al señalar que Alemania se encarga de las investigaciones correspondientes. EFE

fss/cae/jac