El Kremlin advierte de que "es peligroso" aplicar el acuerdo del grano sin Rusia

La implementación del acuerdo de exportación de grano de los puertos ucranianos tras el abandono de Rusia es arriesgado y peligroso, ha advertido este lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Se trata de un aviso que llega después de que las representaciones de la ONU, Turquía y Ucrania hayan aprobado la inspección de 14 embarcaciones con vistas a su partida o llegada a los puertos ucranianos del mar Negro en el marco del acuerdo para la exportación de grano pese a la suspensión anunciada el sábado por Rusia.

“Cuando Rusia habla de la imposibilidad de garantizar la seguridad de la navegación en estas zonas, un acuerdo de este tipo es poco factible y adquiere un carácter mucho más arriesgado, peligroso y sin garantías”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, manifestó horas antes el compromiso de su país para mantener el acuerdo de exportación de grano desde Ucrania, pese a la salida del mismo de Rusia.

“Aunque Rusia tiene dudas al respecto porque no se le dan las mismas facilidades, seguiremos esforzándonos por servir a la humanidad”, señaló el presidente de Turquía, que junto a Ucrania, Rusia y las Naciones Unidas participa en el acuerdo que desde el pasado verano ha permitido mover 9,5 millones de toneladas de grano y otros alimentos.

En contacto con Ankara

Al ser preguntado sobre la postura de Ankara, el portavoz del Kremlin respondió que “Rusia continúa los contactos con la parte turca por los canales diplomáticos y de otras instituciones”.

En cuanto a las condiciones para el regreso de Moscú al pacto, Peskov dijo que se trata de “un asunto complicado”. “Les diré solo que los contactos continúan”, insistió durante su rueda de prensa diaria.

Asimismo, aseguró que fueron las acciones de la parte ucraniana, en alusión al ataque con drones contra buques de la Armada rusa en Sebastopol, Crimea, las que pusieron en entredicho el acuerdo.

Nuevos bombardeos rusos

Las autoridades ucranianas han alertado este lunes a primera hora de que Kiev, la capital del país, se ha quedado parcialmente sin suministro de electricidad y agua potable ante una serie de bombardeos llevados a cabo por las fuerzas rusas contra instalaciones e infraestructuras de “vital” importancia.

Los bombardeos se han registrado un día después de que Moscú culpara a Kiev de un ataque a su flota del Mar Negro. En este sentido, se han registrado ataques contra instalaciones críticas para el suministro eléctrico en la región de Kirovohrad, así como en Vinnytsia, mientras que en la de Leópolis las defensas antiaéreas neutralizaron varios misiles rusos, de acuerdo con ese medio.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR