Kosovo deberá celebrar elecciones legislativas anticipadas tras decisión judicial

Ismet HAJDARI
·2 min de lectura
El primer ministro Avdullah Hoti, durante una rueda de prensa el 24 de julio de 2020 en Pristina

Kosovo deberá celebrar de nuevo comicios legislativos, decidió este martes el Tribunal Constitucional, que consideró ilegal la elección en junio del primer ministro Avdullah Hoti, llevando esta frágil democracia hacia una nueva crisis política.

La más alta corte de Kosovo consideró que no era válida la elección en junio del gobierno por el Parlamento, gracias a un voto de diferencia, el de un diputado que había sido condenado por corrupción en 2018.

"Considerando que el gobierno no fue elegido (...) conformemente a la Constitución", la presidenta en funciones Vjosa Osmani debe convocar nuevas elecciones, "que deben celebrarse a más tardar en 40 días", indica la decisión del tribunal.

El voto del diputado en cuestión no es válido ya que no debería haber estado ejerciendo el cargo tras la sentencia, concluyó el tribunal.

Según la prensa local, Osmani "llamará a consultas a los partidos políticos durante el día para determinar una fecha para las elecciones anticipadas".

Los comicios se celebrarán menos de un año y medio después de las legislativas que marcaron la derrota histórica de los excombatientes que presidieron la vida política de Kosovo desde su independencia en 2008.

En los últimos 12 años, Kosovo ha vivido muchas crisis políticas que hastían a la población, ya que ningún gobierno ha podido concluir su mandato.

- "Gobierno legítimo" -

Las nuevas elecciones se llevarán a cabo en plena pandemia de covid-19, que está golpeando con dureza el país, con cerca de 1.300 muertos en una población de 1,8 millones de habitantes.

El partido nacionalista de izquierda Vetevendosje (VV) recurrió a la justicia para invalidar el gobierno de Avdullah Hoti, argumentando que el diputado Etem Arifi, cuyo voto permitió la mayoría en el Parlamento (120 miembros), fue condenado en abril de 2018 a 15 meses de cárcel por el desvió de 26.000 euros (31.000 dólares) mediante una oenegé.

El voto del diputado Arifi no es válido "porque una persona con una condena firme por una infracción penal en los últimos tres años" no pude ejercer su mandato de diputado, según el fallo del tribunal.

La oposición se congratuló de esta decisión.

"Vamos a tener nuevas elecciones, y un gobierno legítimo podrá volver al poder", declaró Arberie Nagavci, de VV.

Este vuelco político se suma al estruendo provocado después de que el tribunal especial de La Haya acusara de crímenes de guerra al presidente Hashim Thaçi.

Thaçci y otros cuatro dirigentes fueron acusados de asesinatos, torturas, persecuciones y otros crímenes cometidos durante y después de la guerra contra las fuerzas serbias a finales de los años 1990.

Otrora héroe de la lucha contra el opresor serbio, Thaçi tuvo que dimitir en noviembre.

ih-ev/es/zm