Kobra, un muralista confinado, repiensa el proceso creativo con acciones solidarias

Eduardo Kobra es internacionalmente conocido por sus murales coloridos, pero el confinamiento mundial por la pandemia lo sacó de las calles y lo llevó a repensar su proceso creativo. De esa reflexión surgió un mural que predica fe e impulsa solidaridad en su natal Sao Paulo.

"Es el momento de repensar, de reconciliarnos, de unirnos y darnos fuerza todos juntos", dice este muralista conocido apenas como Kobra. El brasileño, oriundo de una comunidad humilde de la periferia de la ciudad, cuenta que el avance del coronavirus, que ya deja más de 5.000 muertos en su país, lo dejó varios días "paralizado".

Atendiendo diversos proyectos, visitó cuarenta países el año pasado. "Nunca estuve tan quieto como ahora", comenta, antes de iniciar la entrevista con la AFP en Itú, una pequeña ciudad del interior de Sao Paulo, donde pasa su cuarentena.

"Mi trabajo se desarrolla en las calles, soy un pintor que depende de las calles, pinto murales. Para mí significa un cambio, una reflexión muy grande sobre cómo transformar mi trabajo (...) Estoy repensando mi forma de crear", afirma.

En su proceso de reflexión, diseñó "Coexistencia", un mural que muestra a cinco niños en oración que representan los cinco continentes y cinco religiones: cristianismo, budismo, judaísmo, islamismo e hinduismo.

Kobra, que se define cristiano, tiene planes de plasmar "Coexistencia" en alguna ciudad, pero mientras el confinamiento continúe lo volvió tema de una serie de serigrafías numeradas que serán sorteadas entre quienes donen alimentos y otros productos para asistir a la población indigente de Sao Paulo, estimada en más de 25.000 personas.

"No resuelve donar solo alimentos para indigentes, es necesario personas para cocinar también", explica el artista, que se sumó a las oenegés IKMR (Conozco mis derechos, en inglés) y Companhia de Artes Nissi para dar vida al proyecto.

Las personas que donen un kit de 22 reales (USD 4) o más participarán en el sorteo de una serigrafía que será realizado el 1 de mayo. Quien contribuya con mil kits (USD 4.000) obtendrá inmediatamente una pieza de la serie numerada. La campaña, que termina este jueves, ya recolectó más de 11.000 kits. El dinero recaudado para ayudar a la población de calle será administrado por esas organizaciones.

"Si nosotros, que estamos en nuestras casas, estamos asustados, imagina quien está en la calle", comenta. "No resuelve nada encerrarnos en nuestras casas y no mirar al prójimo", agrega.

- Personas sencillas -

Con ademanes inquietos y sonrisa fácil, Kobra reconoce que está preocupado por el escenario impuesto por el coronavirus, aunque prefiere hablar de ayudar a quien está en condiciones difíciles.

"Ningún país es inmune a lo que está ocurriendo (...) Vemos a los políticos peleando, pero también vemos un pequeño movimiento de ayuda a las comunidades más desfavorecidas que podrán ser las más afectadas", dice al ser consultado sobre la situación actual de Brasil, marcada por las críticas del presidente Jair Bolsonaro a autoridades y líderes políticos favorables a las medidas de cuarentena.

Vestido de negro, con su característico sombrero, el delgado artista contrasta con su colorido mural al fondo.

"Las personas más sencillas son las que mantienen en pie a Brasil. Llegó la hora de que Brasil mire a esa población más desfavorecida y no mida esfuerzos para ayudarlos", dice.

Con miles de obras en todo el mundo, incluyendo el mayor mural grafiteado, en Sao Paulo, este artista autodidacta que no terminó la escuela destila sencillez y empatía.

A sus 44 años dice que desde siempre espera un Brasil mejor. "Sigo esperando, pero vemos que no importa lo que ocurra, vivimos siempre los mismos conflictos".