Kishida parte hacia la Asamblea de la ONU con un día de retraso por el tifón

·2 min de lectura

Tokio, 20 sep (EFE).- El primer ministro japonés, Fumio Kishida, partió este martes hacia Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, un día más tarde de lo previsto por evaluar los estragos causados por el paso del fuerte tifón Nanmadol por Japón.

Kishida dará un discurso ante los integrantes del organismo, en el que se espera que haga un llamamiento al respeto de las leyes internacionales y mencione la creciente asertividad militar china.

"En un momento en el que los fundamentos del orden internacional se ven sacudidos por la agresión rusa en Ucrania y otros acontecimientos, presentaré con fuerza las ideas de Japón, incluso sobre el fortalecimiento de las funciones de la ONU", dijo Kishida antes de poner rumbo a la ciudad estadounidense.

Japón considera que la guerra ruso-ucraniana ha puesto de manifiesto disfunciones en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia vetó una resolución condenatoria sobre la invasión, y Kishida tendría previsto pedir una reforma de las funciones de sus miembros y del consejo, al que Japón aspira a acceder desde hace tiempo.

Está previsto que durante su estancia allí el mandatario japonés mantenga reuniones con otros líderes presentes, entre ellos la nueva primera ministra británica, Liz Truss, o el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Es posible que Kishida se reúna también en los márgenes de la Asamblea General con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, en un encuentro de especial interés bilateral en el actual momento de tensión a cuenta de los contenciosos históricos aún abiertos por la antigua colonización nipón de Corea.

El primer ministro japonés también tiene previsto mantener un encuentro con los "Amigos del CTBT", un grupo de naciones (entre ellas Japón) que están promoviendo la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN o CTBT, por sus siglas en inglés).

Aprovechando su visita a la Gran Manzana, Kishida dará también un discurso en la Bolsa de Nueva York para presentar su visión sobre la economía japonesa y su "nuevo capitalismo".

La partida de Kishida hacia EE.UU. se produjo un día después de lo inicialmente previsto, debido a que el mandatario permaneció en la víspera en el país para valorar los estragos causados por el tifón Nanmadol, cuya envergadura y lentitud dejaron lluvias en gran parte de Japón durante varios días desde el fin de semana.

El temporal había dejado hasta la mañana de este martes al menos dos fallecidos y más de un centenar de heridos, 350.000 hogares del sudoeste del archipiélago seguían sin luz a primer ahora y varios ríos se encontraban en riesgo de desbordarse, por lo que las autoridades seguían pidiendo precaución.

(c) Agencia EFE