Kim Kardashian se ha comprado una mansión en Malibú

Photo credit: NBC - Getty Images
Photo credit: NBC - Getty Images


Una vez más, Kim Kardashian ha vuelto a demostrar que está forrada. La empresaria se ha comprado una nueva mansión millonaria, algo que viniendo de ella nos sorprende poco. Se trata de una propiedad en Malibú valorada en 99,5 millones de dólares, pero ella consiguió que le hicieran una rebaja y la ha adquirido por 70 millones (mucho más asequible, claro).

El hecho de que haya adquirido esta nueva vivienda en la playa, antes propiedad de Cindy Crawford, no significa que vaya a mudarse de su casa de Hidden Hills (sí, esa que generó memes en las redes sociales por su decoración neutra). Una fuente cercana ha revelado a People que es solo una casa de playa, y que en ningún caso va a vender la propiedad en la que se encuentra ahora.

El motivo por el que Kim se ha comprado esta casa tiene que ver con Kanye West. La empresaria quiere distanciarse de su ex marido, que en 2021 adquirió una mansión muy cerca de donde vive ella, algo que parece no haberle hecho especial gracia. "La casa de Kanye está muy cerca [de la casa de Hidden Hills] y esta es otra forma de que ella tenga su autonomía", cuenta.

Aquí tienes las fotos de esta sencilla 'casita' de la empresaria.

Situada frente al mar, la mansión de estilo mediterráneo de Kim tiene cuatro dormitorios, cinco baños, un gimnasio, una pista de tenis y una piscina, repartidos en 697 metros cuadrados. La vivienda es invisible desde la calle, pues se ubica al final de un camino muy largo y está rodeada de unos enormes setos, algo que seguramente valorará enormemente a la hora de tener más privacidad.

Esperamos con ansias el 'house tour'.