Kim Jong-un reprocha a funcionarios la "lenta" reacción ante la propagación de la pandemia

·4 min de lectura

El líder del régimen norcoreano achacó culpas a los funcionarios por la poca respuesta que hubo en el inicio de la propagación de casos de coronavirus. La situación empeora día a día y se aproxima a los dos millones de contagios desde la detección del primer positivo la semana pasada. En tanto que ya hubo 62 fallecidos por causa del virus, pero el Gobierno continúa reticente a aceptar ayuda que no provenga de Rusia y China y rechaza la opción de la vacunación.

La variante Ómicron continúa azotando a Corea del Norte desde fines de abril. El país, que está en un aislamiento del mundo desde que comenzó la pandemia en 2020, reportó 232.880 nuevos contagios en las últimas horas.

Además, el centro de prevención epidémica notificó seis nuevas muertes y ya son 62 las personas que han fallecido por causa del virus en un territorio con escasos suministros aptos, sin capacidad de testeo masivo y con una inexistente inoculación.

En el acumulado, desde que se detectó el primer caso a finales de abril, la cantidad de norcoreanos enfermos por la “fiebre” –término usado por el Gobierno para los casos sospechosos- se incrementó a 1,71 millones de habitantes.

De esa cantidad, según el régimen, 1,02 millones ya se rehabilitaron, mientras que 691.170 se mantienen bajo tratamiento. Los datos indican que la transmisión ha sido muy veloz en las ciudades de mayor actividad.

Kim reprocha a los funcionarios la respuesta dada a la emergencia

La gravedad del contexto llevó el martes a Kim Jong-un a reprocharle a los funcionarios del Gobierno la poca respuesta en el comienzo del problema. Fue en una reunión del politburó, según informó la agencia estatal norcoreana KCNA.

Kim utilizó términos como “inmadurez”, “pereza” y “actitudes negativas” con los que señaló a los funcionarios de haber respondido durante “la fase temprana” en la emergencia sanitaria. “El tiempo es vital”, aseveró.

Por otro lado, elogió el sistema estatal que implementaron para ampliar el refuerzo de medicinas a 1,4 millones de funcionarios de salud pública, estudiantes y profesores del sector médico. Para eso desplegó a 3.000 militares para efectuar las labores.

Hermetismo ante la ayuda sanitaria internacional

Preocupa la nula intención de implementar un plan de vacunación por parte de Kim. Tras rechazar en 2021 una donación de cerca de cinco millones de inoculantes por parte del mecanismo COVAX, ahora no están dispuestos a aceptar suplementos de la comunidad internacional, algo que significaría una muestra de debilidad, de acuerdo al discurso oficial.

En tanto que tampoco está abierto a recibir el respaldo “incondicional” que le ha expresado Corea del Sur. Aunque sí ha abierto canales diplomáticos con Rusia y China para ampliar la capacidad de testeo y medicación, pero tampoco pretende sus vacunas o personal médico.

Alrededor del 7% de la nación se contagió en menos de un mes, con epicentro en Pyongyang. También en urbes de alto movimiento económico y logístico como Nampo –al oeste-, Kaesong –al sur- y Rason –al noreste-.

El 40% de las muertes corresponden a ciudadanos mayores de 60 años, aunque, en contrapartida, casi un tercio de los fallecidos están por debajo de los 20 años. Los problemas de salud preexistentes en gran parte de la población fueron motivo de preocupación de la Organización Mundial de la Salud.

El ente expresó el martes que está dispuesto a brindarle a Pyongyang “apoyo técnico y suministros que incluyen test, diagnósticos, medicinas esenciales y vacunas”, manifestó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo. Además, instó a la administración a brindar información detallada de la situación.

Las actividades continúan

Más allá del panorama sanitario adverso, las actividades no se han cerrado en Corea del Norte y los ciudadanos aún mantienen su libertad para circular dentro de su ciudad de residencia.

Pese a que Kim elogió el confinamiento que implantó China, es impensado que suceda en suelo norcoreano dado que están en plena época de cosecha de arroz, momento vital para la seguridad alimentaria nacional.

Incluso se produjeron las tradicionales movilizaciones de civiles al campo para colaborar con las tareas agrícolas. La KCNA informó este miércoles que se organizaron equipos de transporte de grano y verduras, además de puestos móviles instaurados en los pueblos para facilitar el acceso de los habitantes.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente