El preocupante estado de salud mental de Kiko Rivera

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - SEPTEMBER 10: Kiko Rivera attends "El Corazon de Sergio Ramos" premiere at the Reina Sofia museum on September 10, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)
Kiko Rivera se retira de la televisión priorizando su salud mental (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)

El hijo de Isabel Pantoja ha tocado fondo a nivel mental: “No puedo más, no puedo más, no puedo más” repite en bucle en su comunicado oficial a través de su perfil de Instagram.

Aunque Kiko Rivera siente más que nunca el calor del público que se ha volcado con él desde que empezó su particular cruzada mediática contra su madre, ni siquiera eso es suficiente para poder seguir exponiendo los peores trapos sucios de su familia.

La salud mental de una persona que ha confesado tener problemas de adicción es todavía más frágil en momentos de presión, estrés y decepción absoluta como los que el DJ lleva viviendo los últimos meses.

El domingo en ‘Deluxe’ habló sin piedad de su tío Agustín, de la tonadillera y de otras personas allegadas a la familia pero todo eso que Kiko cuenta en momentos de calentón televisivo, luego le pasan factura a su consciencia.

El marido de Irene Rosales ya explicó que teme quedarse solo por si, en un momento depresivo, vuelve a consumir drogas dado que es consciente de que un adicto lo es para toda la vida, como él mismo explicó en ‘Sálvame’ el día que todo estalló debido a la fría llamada de Isabel Pantoja haciendo populismo sobre la pandemia y quitándole hierro al grave problema de su propio hijo.

Episodios así los ha vivido a puñados y ahora que Kiko Rivera tiene su propia familia ha roto por completo con la que hasta ahora lo había sido. Sin embargo el joven ha tomado una decisión definitiva (al menos, de momento) para proteger y priorizar su delicada salud mental.

“Estoy destrozado, por mi salud mental tengo que frenar. Voy a apearme de todo esto y volcarme en mi música”, explicaba Kiko visiblemente agotado en su comunicado oficial de la red social. A pesar de no volver a abrirse contando episodios desagradables de su familia en televisión, Rivera ha querido dejar claro que: "Todo lo que he contado es verdad. Que me he llevado una desilusión tremenda con mi familia: mi madre, mi tío... Horroroso”.

Esta situación familiar y la constante exposición mediática a la que él mismo ha decidido someterse, le está pasando una grave factura con su círculo más íntimo y por eso ha decidido parar en seco: "Tengo mal humor, peleo con mi mujer, peleo con mis amigos, hay veces que no tengo ganas absolutamente de nada, por eso voy a centrar mis energías en mi música.”

Kiko Rivera ha querido compartir este sincero vídeo con sus seguidores y también les ha agradecido el apoyo constante y, de hecho, leyendo los cientos de comentarios recibidos el joven tiene que estar muy tranquilo porque la gente empatiza con su difícil situación aun sin haberla vivido en sus propias carnes.

Teniendo en cuenta el proceso de recuperación de sus adicciones, alejarse de la televisión y dejar de verter basura sobre su propia familia es lo mejor que Rivera puede hacer. Ahora la gente ya conoce su drama, lo que debe seguir es su actuación judicial reclamando lo que considere que le pertenece y, si quiere, reconciliación o no con su madre que eso ya es algo muy personal.

Entiendo su dolor pero, al final, sus últimas apariciones solo sirven para hacer más sangre del tema y el principal perjudicado es él mismo con su propia conciencia y su estado de ánimo así que, por sí mismo y por su familia -la que le quiere de verdad- hace bien en cuidar de cerca su salud mental.

Más historias que te pueden interesar

Kiko Rivera deja la imagen de Isabel Pantoja por los suelos al hablar de sus problemas con las drogas

Belén Esteban se queda sola en sus críticas a Kiko Rivera y señala a varios compañeros por interesados

Kiko Rivera a su hermana: "¿Eres tú la que habla o hablan por ti?”