El juego sucio con un piso que Kiko Rivera no le perdona a Isabel Pantoja

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - SEPTEMBER 10: Kiko Rivera attends "El Corazon de Sergio Ramos" premiere at the Reina Sofia museum on September 10, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)
Kiko Rivera ya no le pasa ni una a Isabel Pantoja (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)

Desde que Kiko Rivera decidió tirar de la manta por completo y dejar a su madre en evidencia, las informaciones sobre supuestas ‘jugarretas’ de Isabel Pantoja no paran de salir a la luz.

El propio DJ fue el encargado de desvelar una espina bien clavada que todavía arrastra con respecto a su madre. Cuando Kiko habló por teléfono con ‘Sálvame’ en directo, explicó entre muchas otras cosas que él no es un mantenido.

¿Por qué quiso Rivera aclarar que no vive de su madre? Pues porque algunos colaboradores sostenían que ella dice que le paga hasta el piso -vacío- que Kiko tiene en Madrid. Pues bien, este piso que, en su día, constituyó una hipoteca de 325.000€ según dijo Kiko Matamoros, es una carga para el DJ y podría haberlo ya vendido.

Rivera explicó que él ya tenía un comprador para su piso y que su madre fue quien se opuso a la venta. Si Kiko hubiese vendido su propiedad (porque actualmente está a su nombre), quizá se hubiese ahorrado los dos embargos que pesan a día de hoy sobre dicho inmueble pero Isabel se negó a venderlo.

A cambio de que Kiko no vendiera ese piso de San Sebastián de los Reyes, ella se ofreció a quedárselo y pagar la cuota de la hipoteca, como si fuera así un piso alquilado que no iba a generar gasto alguno y que estaría siempre al día y pagado.

Según comentaros los tertulianos de ‘Sálvame’ a día de hoy el piso cuenta con dos embargos debido a la deuda de Kiko con Hacienda que ascendía a más de 200.000€ pero, aunque en la nota simple aparezca dicha información, parte de la deuda -o su totalidad- podría estar saldada gracias a los ingresos que Rivera recibió durante su paso por ‘Gran Hermano VIP’.

Además, el hijo de la tonadillera debe un dineral a su comunidad de vecinos. El presidente de dicha comunidad asegura que Kiko debe 30.000€ y no solo eso sino que ha contratado a un nuevo equipo legal para poder denunciar la situación dado que, según el testimonio que un representante vecinal aportó en ‘Sálvame’, sospechan de que el anterior administrador tuviera algún acuerdo ilícito con Kiko para no llegar a denunciarle a pesar de la enorme deuda que genera en la comunidad.

Su comunidad recoge mensualmente 280 euros de cada piso y, haciendo cálculos, si Kiko debe 30.000€ es que lleva sin pagar comunidad desde 2009, ¡más de una década! En el programa, Kiko Hernández aseguró que en esa misma comunidad hay otro vecino famoso que también es moroso y a él sí le han denunciado por una cantidad mucho menor que la que debe Kiko.

Hernández no quiso desvelar el nombre del famoso y, cuando Jorge Javier le preguntó, él se puso serio y dijo “créeme, mejor no nombrarle” y así zanjó el nuevo melón que, quizá, abrirá el programa en los próximos días.

En resumidas cuentas Kiko Rivera está cansado de tapar los agujeros que va haciendo su madre y que encima ella se ponga medallitas diciendo que “paga su piso”, me parece genial que este chico haya explotado públicamente porque esta guerra familiar la empezó la Pantoja que se creía intocable… y ha visto que todo tiene un límite.

La próxima maniobra inmobiliaria de Kiko podría ser vender su mitad de Cantora (sea a Isabel o que salga la finca entera a subasta) y así dejar de vivir en el pasado y poder saldar del todo sus deudas para dedicarse a ser feliz junto a Irene y las niñas.

Más historias que te pueden interesar

Kiko Rivera: “Yo necesito a mi madre, no a la Isabel Pantoja personaje, y no está”

Isabel Pantoja opina sobre si la depresión de Kiko Rivera es falsa

La reacción de Kiko Rivera tras el positivo en coronavirus de su mujer