Kiko Jiménez y Gloria Camila: dos enemigos que ahora se necesitan

·4 min de lectura
Kiko Jiménez
Gloria Camila Ortega Mohedano y Kiko Jiménez pueden aliarse contra Rocío Carrasco (Photo by Aitor Alcalde/Getty Images)

El eterno drama entre Rocío Carrasco y su familia envuelve también a su hermana Gloria Camila y ella está dispuesta a buscar aliados incluso entre sus peores enemigos del pasado. Telecinco sigue estirando la goma del tirón que en su día tuvo el primer documental de Rocío Carrasco tras 25 años de silencio y, aunque la audiencia ha bajado considerablemente, su drama personal sigue salpicando a otros familiares.

Hace pocos días era Gloria Camila Ortega la que destapó la cara oculta de Fidel Albiac en el programa de Sonsoles Ónega, ‘Ya son las ocho’. La hija adoptiva de Rocío Jurado contó que la pareja de su hermana se refería a ella y a José Fernando Ortega como “los inmigrantes”, cosa que ha corroborado también Rocío Flores.

Al día siguiente de entrar al trapo, Rocío Carrasco cebó su respuesta y dijo en ‘Montealto’ que le había parecido “equivocada y temeraria” la actitud de Gloria Camila con respecto a Fidel. Total, que el show se alarga y van saliendo nuevos personajes.

Ahora se une a la fiesta mediática el novio de Sofía Suescun, Kiko Jiménez, quien saltó a la palestra por su relación sentimental en el pasado con la propia Gloria Camila. Su romance duró cuatro años antes de que él fuera famoso y ambos anunciaron su ruptura el 11 de julio de 2019.

En aquel momento estaban viviendo juntos hacía un año y se habló de presuntas infidelidades por ambas partes. Se dijo que Gloria se lío con Albert Barranco mientras que Kiko habría hecho lo mismo pero con Sofía.

Tanto Albert como Sofía confirmarían las versiones y, de hecho, Kiko sigue a día de hoy con la hija de Maite Galdeano. Desde 2019 Jiménez y Ortega no se hablan pero ahora Kiko ha hecho público que Gloria Camina le ha llamado tres años después de romper.

Por lo visto y según la versión de Kiko, ella le mandó un mensaje que decía “Por favor, ¿puedes llamarme?”. El joven lleva ya años colaborando en la televisión y sabe cómo funciona el mundillo así que se apresuró en contarlo en el plató y, además, corroboró la versión de su ex sobre Fidel.

Eso sí, Kiko quiso matizar: “Lo que dice Gloria es verdad, las cosas como son. Se le ha olvidado contar una cosa. No ha contado que eso se lo contó Antonio David Flores a ella y yo estaba presente. Las cosas se entienden mejor cuando te cuentan todo al completo”.

Como ahora Gloria ha visto que Kiko puede ser un aliado en su guerra contra su hermana, pues atrás han quedado los platós que él se hizo hace tres años hablando de la ruptura o de la familia Ortega, rencillas a un lado, a ambos les conviene una reconciliación.

A Jiménez le va de perlas para aportar información fresca a ‘Sálvame’ que Gloria Camila le contacte: “A ver, nerviosismo hay. Os voy a contar una cosa que me pasó hace un par de días y a mí me sorprendió un poco. De hecho me quedé un poco anulado porque no sabía de dónde venía esto que voy a contar. Yo llevo sin hablar con Gloria desde que nuestra relación se terminó hace ya tres años o tres años y medio. De repente, recibí un mensaje de ella y me quedé un poco pensativo”.

Kiko llamó a Gloria: “La llamo y de repente me dice y me pregunta una cosa de Maite. Una tontería absurda que no tiene nada que ver. Como preocupándose”. El colaborador se dio cuenta enseguida de que aquella era una excusa para retomar el contacto.

“Yo creo que era el puente para poder acercarse a mí para preguntarme, bueno más que para preguntarme, para decirme que ella no es rencorosa, que no puede vivir con rencor y que si fuera así estaría muy sola en la vida” y sentencia: “Esta llamada justo coincide con que Rocío Carrasco se ha grabado el documental y se va a emitir. A mí esa llamada me dice que hay mucho nerviosismo y que quieren tener un aliado con ellos, que puedo ser yo”.

Lo cierto es que Kiko asegura que él solo va a opinar de lo que de verdad conozca, pero igual que habrá vivido cosas íntimas que Gloria no quiere que vean la luz, también ha podido vivir otras situaciones en la que ella salga bien parada, eso ya dependerá de la honestidad de su ex.

No deja de ser sospechoso que tres años después de tirarse los trastos a la cabeza, llegue esta llamada repentina que, como bien opina Kiko, parece que esconde una segunda intención de cara al drama Carrasco.