Kiko Hernández no asume el peso de su pasado televisivo

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - OCTOBER 05: Kiko Hernández arrives at the morgue to say goodbye to Begoña Sierra, on October 5, 2021, in Madrid, Spain. (Photo By Europa Press TV via Getty Images)
Kiko Hernández echa pestes sobre Javier Sardá (Photo By Europa Press TV via Getty Images)

¿Por qué es famoso Kiko Hernández? Haciendo esta pregunta hoy en día, mucha gente diría que por su colaboración diaria en el programa ‘Sálvame’ de Telecinco. Sin embargo los orígenes de Kiko Hernández en la televisión vienen de mucho más lejos.

Cuando un desconocido Kiko entró a participar en la segunda edición del reality show de ‘Gran Hermano’ trabajaba en una inmobiliaria y despertó más odios que filias durante el programa. Podemos recordar fácilmente su tormentosa relación con Patricia Ledesma y la madre de ella, Encarni, que también se paseó por los platós televisivos de la época.

En aquella época con su salto a televisión, Kiko Hernández se ganó un puesto en ‘Crónicas Marcianas’, un alocado programa nocturno que empezó en 1997 y duró 8 temporadas hasta que su conductor, Javier Sardá, se hartó, literalmente, de no dormir bien durante el día.

Kiko era polemista en ese programa y, al igual que el resto de los que allí estaban, se pasaba tres pueblos con la gente, no tenía ningún escrúpulo y lo daba todo por el show, pero del peor modo. Es fácil criticar ‘Crónicas Marcianas’ desde la postura actual, sin embargo, era lo que la audiencia de los 90 pedía a gritos y, para muestra, sus datos de share.

Personajes como Kiko, Galindo, Mariano Mariano, Manel Fuentes, Ricardito Bofill, Coto y Kiko Matamoros, Mila Ximénez, Alessandro Lequio, Carmen Hornillos, Enrique del Pozo, Javier Cárdenas, Boris Izaguirre, Carlos Latre, Aramís Fuster, Aída Nízar o Yola Berrocal eran habituales.

Se trataba de ver quién la liaba más gorda y Javier era el maestro perfecto de esta orquesta del kitsch y el horror que el gobierno de Aznar calificó como ‘telebasura’, término que todavía se usa actualmente para programas amarillentos.

Es cierto que con el paso de los años Kiko pidió perdón públicamente y cambió de actitud, le vimos mucho más sosegado en programas como ‘A Tu Lado’ o actualmente en ‘Sálvame’ pero no hay que olvidar que si hoy tiene lo que tiene y está donde está, fue gracias a la oportunidad que en su día le dio Sardá.

Pues parece que ahora que Kiko Hernández triunfa por sí mismo, se ha olvidado de donde viene y, no solo eso, sino que se permite decir que “Jamás volvería a trabajar con Javier Sardá” y, por si esto fuera poco, añadir que “No le veo buena gente.”

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El madrileño no se corta a la hora de calificar al que fue su jefe y airea la cara B de Sardá destripando los ‘secretos’ mejor guardados del programa. Kiko sostiene que Javier: “Es una persona que está a gusto en el conflicto mientras se despelleja a los demás, aviva fuegos, no te frena.” pero, la pregunta es, ¿tiene acaso que frenarte otra persona que no seas tú mismo?

La postura de Kiko es bastante hipócrita porque, de entrada, si trabajó en ‘Crónicas’ fue por voluntad propia y todo lo que dijera e hiciera es responsabilidad suya, tirarle toda la porquería a Sardá ahora, más de dos décadas después me parece fuera de lugar.

Hernández goza hoy de buen nombre a pesar de tener también muchos haters que condenan su trayectoria y su personalidad actual, pero nada tiene que ver con la mala fama que tuvo en el pasado. Parece que Kiko no se lleva bien con sus jefes, pasó con Mercedes Milá, ahora pasa con Javier Sardá y, ¿pondrá verde a Jorge Javier Vázquez cuando se acabe el filón de ‘Sálvame’?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente