Keniana, jamaicana, semáforo... El amplio abanico de coaliciones en Alemania

·3 min de lectura

Indecisas como nunca, las elecciones legislativas del domingo que marcarán el fin de la época Merkel ofrecen al menos una certidumbre: una coalición de partidos dirigirá Alemania. Las diferentes opciones se bautizan según los colores de sus formaciones políticas.

Ninguno de los tres favoritos (socialdemócratas del SPD, democristianos de la CDU-CSU o los Verdes) deberían obtener, ni siquiera acercarse a una mayoría absoluta, haciendo inevitable una alianza entre dos o incluso tres partidos.

Las combinaciones posibles, en las que no figura la extrema derecha de AfD descartada por los otros partidos, han sido bautizadas en función del color asociado a las diferentes formaciones.

- Semáforo -

Esta coalición entre el SPD (rojo), los Verdes y los liberales del FDP (amarillo) es uno de los escenarios probables.

El SPD, en cabeza de los sondeos con un 25%, y los Verdes (terceros con un 18%) no esconden su deseo de gobernar juntos, como ocurrió durante el mandato de Gerhard Schröder (1998-2005).

Si los sondeos se confirman en las urnas, necesitan un tercer socio, papel que podrían desempeñar los liberales, fuera del gobierno desde 2013 y con un 11% de intención de voto.

Su jefe de filas, Christian Lindner, recientemente alabó el plan de los Verdes sobre el clima. Y Olaf Scholz, candidato del SPD, se presenta como "un negociador experimentado" capaz de tejer alianzas con los dos partidos.

Esta coalición, ya desplegada en la región de Renania-Palatinado, es el escenario favorito en los sondeos, según un estudio de la cadena pública ZDF, pero podría fracasar en función de los ministerios ofrecidos a los liberales.

- Rojo-rojo-verde -

Esta coalición no dispone de apodo pero es un escenario posible, con la izquierda radical Die Linke (6% de intención de voto), como socia de socialdemócratas y ecologistas.

Los conservadores agitan el fantasma de esta coalición de izquierdas para movilizar a su electorado y los indecisos. Pero para los alemanes es el gobierno favorito junto al "semáforo".

La izquierda radical, que nunca ha estado en el gobierno federal, está dispuesta. Pero Scholz ha puesto condiciones para tener un socio así, como un compromiso a favor de la OTAN o el mantenimiento de las operaciones militares exteriores de Alemania, que Die Linke reprueba.

- Jamaicana -

Esta coalición estaría formada por el negro de los conservadores, el verde de los ecologistas y el amarillo de los liberales, los colores de la bandera jamaicana.

La CDU-CSU y el FDP comparten muchos principios, especialmente en materia económica, y esto podría ayudar a los conservadores a mantener el poder aunque terminen como segundo partido.

En 2017 lo intentaron, pero el fracaso ha dejado cuentas pendientes. Además, los ecologistas no parecen privilegiar esta opción, poco popular entre los electores.

- Keniana -

Sería una reedición de la gran coalición actual entre democristianos y socialdemócratas, con la inclusión de los ecologistas. Los colores (negro, verde y rojo) son los de la bandera de Kenia.

Pero el partido conservador prefiere evitar participar en una coalición como socio minoritario, lo que lo obligaría a ceder la cancillería que han ocupado durante 16 años con Angela Merkel.

Esto también dificultaría una reedición de la coalición actual si los socialdemócratas terminan por delante.

- Alemana -

Una alianza de socialdemócratas, democristianos y liberales daría precisamente los colores rojo, negro y amarillo de la bandera alemana.

La dirección liberal ve con buenos ojos esta opción, pero casi dos tercios de los alemanes la consideran "mala", según un sondeo de ZDF.

Además, dejaría fuera del poder a los Verdes, uno de los partidos más populares entre los jóvenes.

mat/smk/dbh/mar/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente