La kazaja Elena Rybakina gana en Wimbledon su primer título de Gran Slam

·2 min de lectura
© Sebastien Bozon, AFP

Este sábado, la nacida en Rusia, pero nacionalizada en Kazajistán venció a la tunecina Ons Jabeur por 3-6, 6-2 y 6-2 en la final de Wimbledon disputada en el All England Club. De esta manera se convirtió en la primera tenista kazaja en ganar un campeonato individual de Grand Slam.

Si bien nunca había pasado de los cuartos de final de un torneo de Grand Slam, la kazaja de origen ruso Elena Rybakina, número 23 del mundo, ganó su primer título de Grand Slam el sábado 9 de julio en Wimbledon al vencer a la tunecina Ons Jabeur por 3-6, 6-2 y 6-2 en la final.

"Estaba súper nerviosa antes y durante el partido, estoy muy contenta de que haya terminado. Nunca había sentido algo así", comentó Rybakina, de 23 años.

"A decir verdad, no esperaba llegar a la segunda semana de un Grand Slam en Wimbledon. Así que ganar el torneo es realmente increíble. No tengo palabras para decir lo feliz que estoy", agregó.

Nacida en Moscú, ha llevado a Kazajistán, cuya nacionalidad adquirió en 2018, su primer título importante, tanto masculino como femenino. El presidente de la federación nacional también estuvo en las gradas y fue el primero en felicitarla cuando la deportista subió para reunirse con sus familiares, entre los cuales estaban su madre y su hermana.

"Elena me robó el título, ¡pero está bien!", intentó bromear Jabeur, quien admitió estar "realmente triste", sobre todo porque trata de ser "una fuente de inspiración para generaciones" en su país, dijo.

Jabeur, quien fue la primera jugadora árabe en llegar a cuartos de final de un certamen grande (2020, en Australia) es también la primera africana en haber disputado la final de un torneo de Grand Slam.

Victoria en los dos últimos sets

En el All England Club, Rybakina apareció en dificultades con su principal arma, el servicio (0 aces, 58% de primeros servicios), y fue dominada en el set inicial al cometer también muchos errores no forzados (17 de 7 tiros ganadores).

Afortunadamente para la kazaja, el saque comenzó en el segundo set. Aumentó significativamente la eficacia de los primeros servicios (73%, 2 aces) y dominó esta segunda ronda.

Después de haber conseguido el break al principio, en el 2-1 salvó cuatro puntos de quiebre, ganó su enfrentamiento y logró, con calma, el doble quiebre para romper 5-1 y empatar tranquilamente en un set.

Nuevamente, Rybakina tomó inmediatamente el servicio de Jabeur en el tercer set.

Con 3-2, perdía 0/40 en su servicio, pero ganó los siguientes cinco puntos para estar un paso más cerca del Santo Grial.

El nerviosismo y la angustia comenzaron a tomar forma claramente en el rostro de Jabeur, mientras que el de Rybakina se volvió cada vez más determinado. Por iniciativa, la kazaja logró el doble quiebre para adelantarse 5-2 y servir para el partido.

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente