JxCat y Más País defienden que el castellano no está en riesgo con ley Celaá

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 11 nov (EFE).- Los grupos parlamentarios de JxCat y de Más País han defendido este miércoles la enmienda a la reforma educativa, la conocida como Ley Celaá, que suprime la condición del español como lengua vehicular porque el castellano no está en riesgo, sino que se supera la "barbaridad" de la ley Wert.

Ambos grupos han expresado este miércoles su respaldo a esta enmienda a la ley educativa, aprobada tras el pacto de PSOE, Unidas Podemos y ERC, después de que Ciudadanos exigiese ayer su retirada para apoyar los presupuestos del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Desde JxCat, Laura Borrás ha defendido que, al contrario de lo que sostiene Ciudadanos, la enmienda que elimina "no blinda la inmersión lingüística", sino que abre la puerta a flexibilizarla.

La portavoz de JxCat ha defendido en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso que hay un "pacto que genera consenso en Cataluña" y llega tras "la barbaridad de la Ley Wert".

Más País considera por su parte que el debate sobre el castellano es una "cortina de humo" para no hablar de los verdaderos problemas de la educación: fracaso escolar, falta de financiación y segregación.

La diputada de Más País Inés Sabanés ha defendido que apoyan la enmienda porque "el castellano no está en riesgo" y se trata de proteger "la inmersión lingüística", volviendo al modelo que ha funcionado desde los años 80 y superando el "fracasado intento" de la ley Wert de "españolizar a los catalanes".

Sabanés, que se ha reivindicado como madrileña bilingüe nacida en Lleida, ha argumentado además que la inmersión lingüística busca la integración de los castellano parlantes y que "el paréntesis de la ley Wert fue enormemente perjudicial".

El dirigente de En Comú Podem Gerardo Pisarello ha acusado a Ciudadanos de colocarse en "posiciones negacionistas de la diversidad" y ha defendido que sus críticas, que a su juicio autoexcluyen al partido de Inés Arrimadas de la negociación presupuestaria, tienen aire "preconstitucional".

Vox en cambio ha criticado la ley Celaá. Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha defendido que es "un asalto contra la educación concertada" y la "educación diferenciada" y "lo más hiriente", un "asalto a la educación especial" y ha sostenido que "los políticos no saben mejor que los padres lo que sus hijos necesitan". Su partido la recurrirá al Constitucional. EFE

ml/bal

(c) Agencia EFE