Juul pagará USD 440 millones para poner fin a un proceso legal por sus cigarrillos electrónicos

En el acuerdo, Juul Labs se compromete al pago de una millonaria suma a los 33 estados –más Puerto Rico–, que la demandaron por minimizar los riesgos de sus productos y apuntar a compradores menores de edad. La compañía lleva años en la mira de las autoridades, que la acusan de disparar el consumo de nicotina en los adolescentes.

Hace poco menos de una década, siete de cada diez cigarrillos electrónicos que se comercializaban en Estados Unidos eran fabricados por Juul Labs Inc. Pero su momento de mejor brillo se vio opacado desde que las autoridades sanitarias dirigieron su mirada a la compañía.

Juul Labs llegó a conquistar hace varios años más del 70% del mercado, pero emprendió en 2019 un cambio de rumbo que la llevó a retirar la mayoría de los sabores que la hacían célebre y detuvo gran parte de su publicidad bajo la presión de los reguladores.

En su más reciente movimiento, el fabricante de los 'vapeadores' acordó pagar 438,5 millones de dólares para resolver los reclamos de 34 estados y territorios de Estados Unidos de que perjudicó al público más joven para impulsar sus ventas.

Como parte del acuerdo, Juul se comprometió a abstenerse de usar determinados tipos de marketing, incluido el uso de dibujos animados y hacer publicidad a usuarios menores de 35 años.

El acuerdo surge de una investigación de dos años dirigida por fiscales de Connecticut, Texas y Oregon y es apenas uno de los más grandes entre una decena de casos en su contra, algunos entablados por representantes de jóvenes que alegan que se volvieron adictos a sus productos de vapeo.

La suma a pagar, en un periodo de seis a diez años, corresponde a alrededor de una cuarta parte de las ventas de Juul en Estados Unidos por valor de 1.900 millones de dólares el año pasado.

Juuls: un antes y un después

El uso de cigarrillos electrónicos por parte de los adolescentes se disparó en los años posteriores al lanzamiento de Juul en 2015, lo que llevó a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) a declarar una "epidemia" de vapeo entre los jóvenes.

Los expertos en salud dijeron que el aumento sin precedentes elevaba el riesgo de enganchar a una generación de jóvenes con la nicotina, en lugar de obtener beneficios de esta tecnología como alternativa para fumar.

La investigación de varios estados encontró que Juul comercializó sus cigarrillos electrónicos a adolescentes menores de edad con fiestas, obsequios, anuncios y publicaciones en redes sociales utilizando modelos jóvenes.

Juul inicialmente vendió sus cápsulas con alto contenido de nicotina en sabores como mango, menta y crema. Pero estos productos se convirtieron en un flagelo en las escuelas secundarias, con decenas de estudiantes vapeando en baños y pasillos.

Es por eso que desde 2019, presionada por las autoridades en salud, la compañía ha estado en descenso: eliminó toda la publicidad en Estados Unidos y retiró sus característicos sabores de frutas y dulces de los estantes de las tiendas.

El mayor golpe se produjo a mediados de este año, cuando la FDA prohibió todos los cigarrillos electrónicos Juul del mercado, decisión que fue impugnada en tribunales y, a partir de la cual, las autoridades reabrieron la revisión científica de su tecnología.

La agencia autorizó un pequeño puñado de cigarrillos electrónicos para fumadores adultos que buscan una alternativa menos dañina a los cigarrillos.

Con AP, Reuters y EFE