La Justicia rusa condena a 9 años de prisión a la baloncestista estadounidense Brittney Griner

·3 min de lectura
© Evgenia Novozhenina, Reuters

La magistrada a cargo del caso de la estrella del baloncesto femenino norteamericano la encontró culpable por posesión y contrabando de drogas. Si bien atenuó la duración por su carrera como deportista olímpica, solo le redujo en un año la pena máxima que le recaía. Las autoridades de Estados Unidos repudiaron la resolución; Joe Biden afirmó que era “inaceptable” y exigió “inmediatamente” su liberación. Por su parte, Anthony Blinken buscará una comunicación con Serguei Lavrov.

Este jueves 4 de agosto, la Justicia de Rusia tomó una ruidosa decisión al sentenciar por nueve años de cárcel a la jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner por tenencia y contrabando de drogas.

Detenida el 17 de febrero en el aeropuerto moscovita de Sheremetyevo por poseer aceite de cannabis, hoy le leyeron la resolución tomada por la jueza Anna Sotnikova, quien consideró que la deportista era “culpable de cometer los delitos” que figuran en los artículos 228 y 229.1 del código penal ruso.

El fiscal tildó que “la culpa de Griner ha sido probada completamente” y desestimó los pedidos de absolución de la defensa, que también pidió la menor pena posible. En Rusia, los cargos que cayeron sobre la estadounidense de 31 años tienen un límite máximo de una década en la cárcel.

Finalmente, la jueza le redujo a nueve años el castigo considerando su trayectoria destacada como jugadora de baloncesto, campeona mundial y olímpica. Además, actualmente se desempeñaba en el UMMC de Yekaterimburgo.

Tras el fallo, Griner admitió que lo entendió con un rostro rígido. En esta misma audiencia, celebrada en el tribunal urbano de Jimki, reconoció que fue un “error”, pero “sin mala intención”.

“Espero que el fallo no acabe con mi vida”, agregó. El equipo de abogados advirtió que recurrirán la sentencia. "Teniendo en cuenta la cantidad de la sustancia, sin mencionar los defectos de la pericia, y la declaración de culpabilidad, el veredicto es absolutamente irrazonable", enfatizaron en una misiva.

“Amo a mi familia”, expresó Griner a la salida de la audiencia. Segundos después, su defensora, Maria Blagovolina, contó que ella “está muy molesta, muy estresada”. “Apenas puede hablar. Es un momento difícil para ella", añadió.

Las réplicas desde Estados Unidos no se demoraron ni un instante. Prácticamente de forma simultánea a la lectura de la resolución, el presidente Joe Biden dijo en un comunicado que esto era “inaceptable” e instó a Rusia a liberar a la acusada “inmediatamente”.

El mandatario prometió que continuarán “sin descanso” y “buscando por todas las vías posibles” para que tanto Griner como el ex marine Paul Whelan “vuelvan a casa y estén a salvo cuanto antes”.

Por su parte, el secretario de Estado, Anthony Blinken, remarcó que esto no cambia “nada sobre la determinación de que Griner fue detenida injustamente”. “Continuaremos trabajando para traer a casa a Brittney y al ciudadano Whelan”, remató.

A finales de julio, Washington le propuso a Moscú un intercambio de prisioneros que comprendía la liberación de Griner y Whelan a cambio del traficante de armas Viktor Bout, según informó la CNN. La transacción fue rechazada y la contraoferta -también denegada- incluía al checheno Vadim Krasikov.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente